Archivo de la etiqueta: composición

Ángulos de toma

Por Óscar Colorado Nates*

En el lenguaje visual después de los planos, es importante conocer cómo afecta el ángulo de la toma para lograr una forma más interesante de hacer tu fotografía.

El ángulo convencional o normal

El ángulo de la cámara es paralelo al suelo y se encuentra a la altura de los ojos, o en caso de ser un objeto, a su altura media.

Es la forma más común de hacer una fotografía. La inmensa mayoría de las fotos que se hacen todos los días emplean el ángulo convencionl.

Ángulo picado (Toma picada)

Es una angulación oblicua superior, es decir, por encima de la altura altura media del objeto y está orientada ligeramente hacia el suelo.

Desde el punto de vista psicológico, el picado representa un personaje psíquicamente débil, dominado o inferior.

Variantes: Picado discreto y Picado agudo

Ángulo contra-picado (toma contra-picada)

Es una angulación oblicua superior, por debajo de la altura media del objeto y está orientada ligeramente hacia el cielo o techo.

Suele representar un personaje psíquicamente fuerte, dominante o superior.

También tiene dos variantes: Contrapicado discreto y Contrapicado agudo

Nadir

La cámara se sitúa completamente por debajo del personaje, en un ángulo perpendicular al suelo. El ángulo de 90º de abajo hacia arriba.

Cenit (Toma cenital)

La cámara se sitúa completamente por encima del personaje, en un ángulo perpendicular. Ángulo de 90º de arriba hacia abajo.

 

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Realiza 2 fotografías por cada ángulo y sus variantes: convencional, picado agudo, picado discreto, contrapicado agudo, contrapicado discreto, nadir y cenit.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.

_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Anuncios

Introducción a los planos y ángulos fotográficos

por Óscar Colorado Nates*

Cuando uno comienza a hacer fotografía, solamente apunta su cámara hacia el sujeto y presiona el obturador. En un segundo momento tal vez uno revise su encuadre y si hay algún posible error. Sin embargo aún hace falta algo más; es necesario adentrarse dentro del lenguaje visual para poder decir lo que queremos y expresar adecuadamente nuestro mensaje por medio de una foto.

¿Y si te mandan a París?

Pongamos el siguiente escenario: te mandan a París, tu misión es realizar algunas fotos de la Torre Eiffel. Sin embargo tu jefe tiene una condición: no quiere ver las típicas fotos de turista de las que se han hecho millones (22,600,000 según Google Images esta mañana). Quiero algo diferente, fresco y original.

El asunto no es nada sencillo, lo primero sería preguntarse ¿podría tener un punto de vista totalmente distinto? ¿Y si subo la cámara? ¿O si la bajo? Todos estos son planteamientos que caben dentro del gran tema de los planos y ángulos en fotografía.

Un lenguaje visual

Como dije anteriormente, el fotógrafo quiere dar un mensaje y existe un idioma para expresar conceptos concretos. Así como un niño aprende que esa cosa roja, con tallo y una ramita se llama manzana,  y que además es comestible. Del fotógrafo debe conocer cómo se compone el lenguaje visual.

Es importante anotar que esta información está muy relacionada con el cine, porque sirve no sólo para decir algo, sino también para contar una historia, es decir, puede crear una narrativa.

Henri Cartier-Bresson. “Derriere la Gare Saint-Lazare”, 1932

Veamos la siguiente fotografía clásica de Henri Cartier-Bresson llamada “Derriere la Gare Saint-Lazare” o “Detrás de la estación San Lázaro”.

Para comenzar, si el fotógrafo se acercó o alejó es de la mayor importancia. ¿Captó la escena en su entorno? ¿O nos muestra claramente la expresión del hombre saltando?

En esta foto hay toda una historia: ¿De dónde venía el personaje? ¿Por qué eligió esa ruta? ¿Qué ocurrirá justo después, cuando su pie caiga sobre el agua? Algunas fotografías más poderosas son las que cuentan una historias, y que emplean el idioma fotográfico para narrarla.

Uno de los elementos que hacen de esta fotografía una imagen tan poderosa es el famoso instante decisivo, uno de los conceptos en fotografía más importantes y cuyo autor es el propio Cartier-Bresson.

Esta es una de las fotografías más importantes del siglo XX, hecha por uno de los grandes maestros en la historia de la fotografía. Hay muchas razones por las cuales es tan famosa e importante, pero una de ellas es la elección del plano y porque la fotografía utiliza una narrativa fotográfica.

El lenguaje visual también sirve para transmitir emociones y sensaciones. El fotógrafo debe tener siempre en mente la función narrativa de los encuadres, pero también de los planos y los ángulos.

Hecha esta breve introducción, te invito a conocer la multitud de posibilidades de los planos y los ángulos.

_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Ley del horizonte

Como una extensión de los puntos áureos y también de la regla de los tercios, al hacer un paisaje urbano o rural y en encuadre horizontal o vertical, no se debe centrar la línea del horizonte, es decir donde se junta el cielo y la tierra.

Cuando se sigue la ley del horizonte (como en este caso) no se centra el horizonte, sino que se coloca en la linea superior o inferior de la regla de los tercios.

Esta ley implica no centrar el horizonte, sino colocarle por encima o por debajo del centro del encuadre.

El área que elija dependerá mucho de lo que quiera resaltar el fotógrafo. Si tenemos un cielo sin nubes o muy aburrido, entonces habría que darle prioridad a la parte inferior.

Para trabajar la ley del horizonte, se procede de manera similar a la regla de los tercios: en el cuadro se trazan de forma imaginaria y con afinidad, tres líneas horizontales equidistantes.


TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Realiza 6 fotografías de paisaje (ya sea rural o urbano) buscando no centrar el horizonte, sino colocarlo en la parte superior o inferior del cuadre. Asegúrate de hacer encuares HORIZONTALES y VERTICALES.
  • No olvides cuidar el fondo y evitar los errores en el encuadre.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.
_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

La regla de los tercios

Un error frecuente es centrar el punto de interés. Esto provoca fotografías un tanto predecibles y aburridas: nuestros ojos se interesan más por un cierto desequilibrio. Para eso existe la regla de los tercios.

Cuando el punto de interés está demasiado centrado, se pierde dinamismo.

¿Cómo funciona la regla de los tercios?

La idea es dividir el espacio fotográfico con dos líneas verticales y dos horizontales de manera equidistante. Los puntos donde se cruzan las líneas verticales y horizontales son los lugares donde se debe colocar el centro de interés para que la fotografía sea más dinámica y menos equilibrada.

Esta regla proviene directamente de los puntos áureos. Si superponemos los dos principios (divina proporción y regla de los tercios) veremos que coinciden.

Como el tema de los puntos áureos no resulta siempre muy fácil de comprender, con el tiempo surgió la regla de los tercios,  muy fácil de seguir para lograr fotografías dinámicas, armónicas aunque no necesariamente equilibradas.

En la composición fotográfica esto resulta de gran utilidad, pues es una regla que simplifica mucho principios de composición muy sofisticados.

 Esta regla de los tercios puede aplicarse tanto en encuadres verticales como horizontales.

Nuestros ojos buscan aquello que les parece interesante. En la composición fotográfica buscar un equilibrio total puede resultar un tanto aburrido. Los griegos encontraron que en la naturaleza había una constante de proporción y armonía en todas las cosas y Pitágoras encontró que se podía expresar matemáticamente con un número al que se le conoció como número de oro o divina proporción.

Es importante también pensar en áreas, más que en puntos, porque si bien es cierto que la regla de los tercios implica colocar el centro de interés en las intersecciones de las líneas,  el espíritu de este criterio implica el no centrar el punto de interés. El siguiente es un ejemplo en el que el motivo luce ligeramente centrado, pero existe un peso bastante claro hacia la derecha.

Observemos otros ejemplos donde el motivo queda claramente dispuesto en una de las interesecciones de las líneas verticales y horizontales:

Guías de ayuda en las cámaras compactas

La mayoría de las cámaras compactas cuentan con la posibilidad de activar guías en el monitor LCD para presentar la regla de los tercios. Es importante buscar en el menú de opciones de la cámara para encontrar dónde se activa esta función.

Pero no es tan sencillo en las réflex

Sin embargo en las cámaras réflex digitales esto no es tan sencillo. Algunas cámaras con live view pueden mostrar las guías, sin embargo las dSLR están diseñadas para encuadrar con el visor. Los visores no cuentan con guías visuales para poder encuadrar utilizando esta regla. Sin embargo existen dos opciones.

Opción A: focusing screen. Algunos modelos semi-profesionales y profesionales te permiten colocar una pantalla de enfoque especial que, aunque no es exactamente la regla de los tercios, es una gran ayuda para la composición. La operación es relativamente delicada pero con esta opción puedes componer tus fotografías muy fácilmente.

Opción B:  uso del sistema de autoenfoque. Si dividimos imaginariamente el encuadre de un visor réflex (en este caso de una cámara Canon) veremos que la intersección de los puntos áureos se da cerca de cuatro puntos de enfoque muy concretos, de modo que si colocamos nuestro motivo fotográfico en estas áreas, estaremos razonablemente cerca de la regla de los tercios. En el artículo dedicado a la selección de autenfoque en la cámara puedes encontrar más información sobre este tema.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Busca si en tu cámara puedes agregar la opción al display para usar las guías con la regla de los tercios.
  • Realiza 10 fotografías horizontales con un punto de interés claro siguiendo la regla de los tercios.
  • Repite el ejercicio anterior, pero ahora haciendo encuadres VERTICALES.
  • No olvides cuidar el fondo y evitar los errores en el encuadre.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.
Una vez terminada tu misión, puedes profundizar en este tema:

_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.


El número de oro: llave de la composición fotográfica

En una fotografía lo que más nos interesa es que tenga una armonía. Es como una canción: si algo desafina es molesto. A veces en la fotografía puede desafinar una nota, o todos los elementos son como una conversación de muchas personas donde sólo hay caos.

La armonía está presente en la naturaleza. A simple vista no lo parece, sin embargo los griegos –que antes de desestabilizar a la Unión Europea eran muy curiosos y observadores de lo que les rodeaba- reflexionaron sobre esto.

Entre los primeros interesados en la belleza del mundo, la armonía en lo que veía y oía estaba nada menos que Pitágoras (582-500 a.C.). Sí, este pensador griego de la escuela jónica (instruido por las enseñanzas de Anaximandro, Tales de Mileto y Anaxímenes) comenzó a encontrar patrones en toda la creación.
Pitágoras no solamente creó la base científica de las matemáticas y cultivó el concepto del número: principio crucial de toda proporción, orden y armonía en el universo.

Y de hecho también encontró que dicha armonía se podía expresar en términos matemáticos. Todos ubicamos a Pitágoras por las matemáticas, sin embargo sus aportaciones en campos como la música también son fundamentales. Lady Ga Ga le debe todo a Bach y a Pitágoras (bueno, quizá los atuendos no…)

Pitágoras encontró que en la naturaleza se repetía sin cesar un número. Hoy en día ese número es una constante que va desde la conformación del ADN humano, pasando por la forma en la que se distribuyen las hojas de una planta, la pauta de vuelo de un halcón e incluso cómo se configuran y distribuyen las galaxias. A este número se le conoce como Número Phi.

Como el tema tiene sus complicaciones matemáticas, vale la pena revisar algunos vídeos que esclarecerán el asunto aún más.

De modo que el número de oro nos ofrece una forma de organizardiseñar o componer nuestras fotografías.

Como el asunto aún tal vez no quede tan claro como podría, el Pato Donald será de una ayuda formidable.

Los puntos áureos no son cosa del pasado ni de los griegos, está presente en el diseño contemporáneo y el siguiente vídeo nos lo demuestra:

A nuestros ojos les gusta el equilibrio, pero se aburren fácilmente. Realmente nos atraen mucho más las imágenes interesantes, no necesariamente las equilibradas. Y ahí es donde entran los puntos áureos.

Se trata de cómo distribuimos los elementos en una fotografía.

Cuando hacemos un retrato, nuestra primera decisión más obvia sería centrar el motivo o sujeto fotográfico. Sin embargo el resultado obvio y predecible no atrapa nuestra atención. Si nuestro sujeto no está centrado la fotografía se vuelve más dinámica y, aunque no podamos explicarlo, nos acaba interesando más.

La razón está en las proporciones áureas. Como vimos en los vídeos, el Partenón no es cuadrado, tampoco el iPhone, ni siquiera un simpático chocolate Kit-Kat. En fotografía algunas cámaras tienen un visor cuadrado que resulta muy difícil para componer porque todo se equilibra demasiado. Es a lo que Martin Freeman le llama la “tiranía del cuadrado”. Sin embargo en cuanto tenemos que hacer una fotografía rectangular, todo parece mucho más natural.

Cuando tomamos los puntos áureos como referencia para componer nuestra fotografía, los elementos (formas) en la imagen comienzan a ser armónicos.

Los puntos áureos son una referencia fundamental al organizar los elementos en una fotografía. De ellos nace la famosa regla de los tercios, que es una versión simplificada muy común entre los fotógrafos. El inicio de todo son los puntos áureos, probablemente los compañeros más fieles del fotógrafo.

Para quienes les gusta profundizar, la siguiente presentación ofrece aún mayor información:

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Caminantes y caminos: una introducción a la composición fotográfica

¿Por qué mis fotos no son tan buenas?

A veces podemos acabar con fotos que nos disgustan totalmente.

Cuando hacemos una fotografía sin saber nada, apuntamos la cámara, presionamos el obturador y listo. Pero al revisar nuestra foto el resultado a veces nos decepciona. Quizá podamos decir “no está mal” pero tampoco nos encanta. Y cuando vemos la fotografía de alguien más, por ejemplo en una exposición, no siempre entendemos qué estamos viendo o por qué está en una sala de museo.

Muchas veces podemos decidir fácilmente si una foto nos gusta o disgusta o si creemos que es buena o mala. Pero generalmente no podemos decir con precisión porqué nos gusta o por qué creemos que es buena.

El problema es aún mayor cuando nos enfrentamos a la tarea de hacer una fotografía: ¿Por qué podemos intuitivamente saber si una foto es buena o mala pero nos resulta tan difícil crear imágenes que valgan la pena y sin errores? La fotografía que es aparentemente tan sencilla (simplemente presionar un botón) es, al mismo tiempo, increíblemente compleja.

Una foto es una realidad muy sofisticada, pero todo comienza con el modo en que los elementos de una imagen están organizados. También podríamos decir que es el diseño de la foto. En una pintura cualquier forma, tono o color existe porque el pintor así lo quiso. Pero en la fotografía el proceso,es muy distinto. El fotógrafo escoge la escena, decide qué fragmento capturar, qué aislar y con qué quedarse.

¿Qué es una foto?

Una foto es un conjunto de formas. ¿Solamente eso? Quizá no solamente eso: Una fotografía es una entidad increíblemente compleja. Pero no importa tanto si son las ramas de un árbol o un recuerdo de la tía Juanita: Al final del día es simplemente un grupo de formas, si es en blanco y negro tendrán un tono concreto y si es a color tendrán una cierta gama cromática.

Cuando uno hace una fotografía social a los amigos o la familia, no suele preguntarse cómo va a organizar las formas en la fotografía, simplemente levanta la cámara y dispara. Claro que suele haber una excusa después: “bueno, es que yo no sé tomar fotos” Sin embargo usar una cámara es tan sencillo que cualquiera puede hacer una foto. O mejor dicho, es muy fácil levantar una imagen, pero es muy difícil hacer una foto. Disparar simplemente ya no es suficiente, hay un momento en el que tal vez quieras saber lo que estás haciendo y que sientas un gusto especial al observar una fotografía hecha por ti. Las cámaras cada vez son más inteligentes, pero aún no pueden adivinar qué quieres ni puede hacer la foto por ti.

En otros artículos tratamos extensamente el encuadre. Ése es el primer paso: decidir si hacemos la fotografía en horizontal o en vertical y qué parte de la escena extraer.

Tras decidir el encuadre, el siguiente paso es organizar los elementos que aparecerán en la foto, diseñarla, es decir, componerla.

Hay dos opciones para el fotógrafo: dejarse llevar por su intuición y perderse, o entender los caminos que han recorrido otros grandes maestros que llevan a un sitio claro. Por supuesto que llega un momento en el que podrías llegar a conocer tan bien esos caminos que decidas tomar un atajo o una ruta diferente. Muchas veces regresarás al camino original, o simplemente puedes crear una ruta totalmente nueva.

Existen muchas guías y criterios que pueden ayudarte a hacer fotografías más rápidamente y evitar tratar de inventar el hilo negro. Generalmente a estas guías se les suele conocer como reglas o leyes de la composición. Se les llama así (reglas o leyes) porque han probado su efectividad a lo largo de los años. Resultan tan claras y efectivas que el desviarse de ellas no siempre resulta bien.

Pero a nadie le gustan las reglas

Efectivamente, un mundo sin reglas sería genial ¿no? Bueno, tal vez no tan genial, porque tendríamos un desorden monumental.

La ventaja de las reglas y principios de composición fotográfica es que nos dan un punto de partida. Imagínate que te dejan a medio desierto entre dunas. ¿A dónde quieres ir? ¿Simplemente caminas? ¿Y si acabas dando círculos? Si vieras un conjunto de caminos ya entenderías que tienes un punto de partida y podrías irte trazando una ruta. ¿Cuántas veces te ha salvado Google Maps? ¿Y si tuvieras una especie de Google Maps fotográfico que te enseñara cómo llegar a un destino llamado “mejores fotografías”?

En nuestros próximos artículos revisaremos muchos de estos caminos que te permiten no solamente hacer mejores fotografías, también te permiten entender por qué las estampas de un gran maestro son tan buena o porque la imagen que te presentan no está funcionando bien. El mismo apartado de Curso On-Line te ofrece una ruta concreta que me parece rápida, segura y divertida. ¿Hay muchas otras formas de llegar al mismo lugar? ¡Por supuesto! Sin embargo contar con una ruta es una gran ayuda porque te permite articular lo que vas aprendiendo para que se convierta en algo sólido y coherente, y no solamente retazos de aprendizaje.

Hablaremos de cosas que tal vez habrás oído mencionar como la regla de los tercios, pero también de muchas otras que quizá te sean totalmente desconocidas: ley de la mirada, ley del horizonte, planos, ángulos, altura de cámara, exposición, entre otras. También conocerás algunos temas como ritmo o contraste que aprenderás a reconocer y que apreciarás mucho cuando las observes.

Robert Frank. Route 285. Nuevo México (1956)

Hay dos puntos de partida elementales, pero muy poderosos: encuadres y punto de interés. Son una primera senda. ¿Puedes hacer fotografías sin estar consciente del encuadre o que no tengan un punto de interés? ¡Por supuesto! Pero suelen ser esas fotos que te desilusionan bastante y te hacen pensar “yo no soy para la fotografía” y que, por supuesto, no te animan a seguir intentando. Pero si un día dices “quiero hacer un encuadre vertical porque es un retrato y le viene mejor” o haces un esfuerzo para que tu fotografía tenga un tema claramente reconocible (un punto de interés), seguramente tu esfuerzo será recompensado.

Lo mismo ocurrirá conforme vayas conociendo nuevos caminos, te abrirán horizontes y rutas que no conocías y que ni siquiera te habías planteado que existían. Te llevarán, te lo aseguro, a un destino: hacer mejores fotos. Y, claro está, tal vez algún día no sólo decidas usar otra ruta, tal vez traces un camino totalmente nuevo.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Vuelve a revisar todas las fotografías de este post. Reflexiona y trata de responder (no hay respuestas buenas ni malas, no es un examen):
  • ¿Hay alguna foto que destaque? ¿Por qué?
  • ¿Existe alguna INTENCIÓN en el fotógrafo en cada una de las imágenes? ¿Su foto dice lo qu eel fotógrafo pretendía?
  • ¿Se nota que el fotógrafo pensó en los elementos de formas, tonos o colores al realizar la imagen?
  • Quien hizo la fotografía ¿sabía lo que tenía entre manos o ignoraba todo?______

* Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El caso Tsi Tsi Ki Félix: la importancia del fondo

La importancia del fondo

El fondo (también conocido como último término) tiene gran importancia para resaltar el punto de interés.

Aunque pueda existir un motivo más o menos claro, si el primer término (el sujeto fotográfico) está frente a un último término (fondo) relativamente complejo, tendremos un cierto grado de confusión en el observador. Observemos la siguiente fotografía:

Aunque el motivo fotográfico (el plano conjunto con María José y Lorena) es más o menos claro, y también el entorno nos permite contextualizar una escena urbana, existen muchos elementos distractores como las barreras para impedir el paso a la derecha, los árboles que aparecen en el término medio, y en general la escena luce abigarrada.

El siguiente retrato de María José, resulta mucho más afortunado en términos de encuadre (aunque la luz cenital y demasiado dura provoca que prácticamente cierre los ojos, muy mala hora para un retrato).

En las siguientes dos fotografías se resume mi regla de oro sobre el fondo en relación con el sujeto fotográfico:

¿Notaste el texto de la regla de oro en la primera imagen? Seguramente no, pues el fondo complejo y el texto complejo impiden la legibilidad. Esto se acentuó con un color gris: el texto quedó escondido. En cambio en el segundo ejemplo el texto está sobre un fondo totalmente simple. El máximo contraste se logra yuxtaponiendo negro puro contra blanco puro, lo que realza aún más la legibilidad.

El caso de Tsi Tsi Ki Félix

El siguiente caso puede ayudar mucho a comprender las decisiones que toma un fotógrafo. Con un grupo de mis alumnos del programa Origins nos reunimos con la anchor del noticiero de Telemundo, Tsi Tsi Ki Félix en Chicago.

Durante el encuentro realicé algunas fotografías y me encontré con un panorama perfecto de situaciones difíciles qué resolver. El lugar era un salón de la escuela de Comunicación en la DePaul University. Había muy poca luz y con una coloración espantosa. Pero eso no era lo más difícil, por la posición de Tsi Tsi Ki era muy complejo evitar que el fondo interfiriera con el motivo.

Hice una primera fotografía:

Es un plano conjunto donde existen demasiados elementos. Podría funcionar para decir “Alumnos de Óscar se reunen con Tsi Tsi Ki Félix”, sin embargo la toma es innecesariamente compleja, no hay un punto de interés claro y muchos elementos distractors como las geometrías del fondo (muros y techo).

La primera estrategia fue hallar un ángulo diferente y buscar una relación más afortunada entre el punto de interés y el fondo.

Ahora tenía menos elementos distractores, pero la imagen seguía siendo poco específica y con muchos elementos en el fondo. Además, el color del muro de la derecha y la blusa de Tsi Tsi Ki se confunden. (Puedes hacer clic en la fotografía para verla en tamaño más grande).

Otro problema importante es el vaso frente a ella. No podía limpiar la mesa por lo que tuve que moverme rápidamente y con discreción buscando una yuxtaposición de términos (primer término y segundo término) donde no compitiera el fondo con el sujeto.

Decía Robert Capa que si quieres una gran foto debes acercarte y si ya te acercaste ¡acércate más! Aquí resulta aún mejor la fotografía pues resulta más íntima debido al uso de un primer plano (ya explicaremos los planos y ángulos más adelante).

El panorama mejoró un poco, pero seguía teniendo un fondo intrusivo (y era peor si me movía hacia el otro lado) y una coloración de luz terrible y muy difícil de corregir aún en la postproducción.

El fotógrafo debe hacer lo que puede con los elementos que tiene a la mano. Los ejemplos anteriores buscan cómo lograr la mejor fotografía posible con las circunstancias disponibles. Sin embargo no me sentía contento con ninguna de las imágenes anteriores.

Afortunadamente me encontré en una de esas  ocasiones en las que el fotógrafo puede influir en la escena. Al terminar la reunión le pedí a Tsi Tsi Ki Félix si podía hacerle un retrato. Accedió de inmediato muy amablemente. Debo decir que trabajar con celebridades tiene una ventaja y una desventaja: son gente acostumbrada a las cámaras que se relaja totalmente y que ya conoce sus mejores ángulos. La desventaja es que suelen tener una imagen pública “pre-empaquetada” y es muy difícil sacarlos del estereotipo que ellos mismos han creado. Sin embargo en este caso no me interesaba hacer una imagen sicológica de la “verdadera” Tsi Tsi Ki y el fondo de su psiqué, sino simplemente un retrato decente.

Sin duda me considero un “cazador de luz”. Todo el tiempo estoy atento a la luz y sus propiedades (cantidad, calidad, color y dirección). Cuando llegué al salón me fijé en un pasillo que tenía un enorme ventanal. Una vez que Tsi Tsi Ki accedió a la fotografía la conduje al pasillo (por el cual debía regresar a los elevadores, de cualquier forma). El muro del fondo estaba muy limpio, le pedí que no se acercara tanto a la ventana para evitar contrastes demasiado fuertes y procurar que la zona de las luces no se quemara, me acerqué lo suficiente y voilá! Logré la fotografía que quería, con un centro de interés incuestionable, una buena composición, una luz perfecta y un sujeto fotográfico interesante.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.