Archivo de la categoría: Training Camp

Ley del horizonte

Como una extensión de los puntos áureos y también de la regla de los tercios, al hacer un paisaje urbano o rural y en encuadre horizontal o vertical, no se debe centrar la línea del horizonte, es decir donde se junta el cielo y la tierra.

Cuando se sigue la ley del horizonte (como en este caso) no se centra el horizonte, sino que se coloca en la linea superior o inferior de la regla de los tercios.

Esta ley implica no centrar el horizonte, sino colocarle por encima o por debajo del centro del encuadre.

El área que elija dependerá mucho de lo que quiera resaltar el fotógrafo. Si tenemos un cielo sin nubes o muy aburrido, entonces habría que darle prioridad a la parte inferior.

Para trabajar la ley del horizonte, se procede de manera similar a la regla de los tercios: en el cuadro se trazan de forma imaginaria y con afinidad, tres líneas horizontales equidistantes.


TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Realiza 6 fotografías de paisaje (ya sea rural o urbano) buscando no centrar el horizonte, sino colocarlo en la parte superior o inferior del cuadre. Asegúrate de hacer encuares HORIZONTALES y VERTICALES.
  • No olvides cuidar el fondo y evitar los errores en el encuadre.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.
_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

5 apps para que tus fotos luzcan ¡wow! en el iPad

Por Óscar Colorado Nates

El iPad es lo mejor que le ha pasado a tus fotografías desde la cámara digital. Es la forma perfecta de mostrar tus imágenes a los amigos, familia y, por supuesto, a tus prospectos de clientes o incluso futuros empleadores.

Además, el iPad resulta mucho más conveniente, ligero y rápido que una lap-top. Es, en pocas palabras, el portafolios fotográfico perfecto. Y con ese display retina tus fotos lucen en el iPad mejor que en cualquier otro dispositivo: sorry Android users 😉

Aunque la app de fotos incluida hace un trabajo bastante digno, probablemente quieras algo más sofisticado al mostrar tus fotos o compartir tu photostream de Flickr. Por eso te presentamos 5 apps para lucir tus fotos en el iPad.

Photogene para iPad.
Aunque es, técnicamente, un programa de mejora y post-producción también sirve para crear álbumes y tiene algunos ases bajo la manga interesantes. A $36 pesitos es una buena inversión

FlickStackr para iPad.
Esta es la aplicación que debió inventar Flickr. Puedes subir fotos, etiquetar, borrar… Tienes el control total de tu photostream y tus fotos lucen espectaculares porque incluye soporte para el monitor Retina. Por sólo $24 mexican pesous es bueno, bonito y barato.

Photo-Sort para iPad.
La ventaja fundamental de esta aplicación es el poder crear una jerarquización adecuada y sub-carpetas. Ideal para colecciones grandes. Otros $24 pesillos bien aplicados.

Pics para iPad.
No tiene el nombre más original pero con esta aplicación puedes ver tus fotos en su resolución total sin pérdida de calidad. También es muy buena para organizar tu colección fotográfica. Llévelo, llévelo, para el niño, para la niña, lleve la promoción por apenas $24 pesos entregado a la puerta de su hogar…

Portfolio para iPad. Las apps anteriores son simpáticas pero les falta ese punch profesional, y cuando tú estás en condiciones de dar el gran salto al estrellato, tu oportunidad de realmente brillar está en la aplicación Portfolio.

Sus opciones de visualización te permiten calificar las fotos mientras las muestras, con lo que tu cliente puede decidir cuáles va a querer imprimir o cuáles no le gustan. Su sistema de organización en galerías es simple y elegante.

Un plus importante es que puedes crear una imagen totalmente personalizada con tu propio branding.

Pero lo bueno cuesta, a $180mxn es la app más cara de la lista.

Aplicaciones vienen y van en mi iPad y las dos que siempre permanecen son FlickStackr y Portfolio.

* Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El caso Tsi Tsi Ki Félix: la importancia del fondo

La importancia del fondo

El fondo (también conocido como último término) tiene gran importancia para resaltar el punto de interés.

Aunque pueda existir un motivo más o menos claro, si el primer término (el sujeto fotográfico) está frente a un último término (fondo) relativamente complejo, tendremos un cierto grado de confusión en el observador. Observemos la siguiente fotografía:

Aunque el motivo fotográfico (el plano conjunto con María José y Lorena) es más o menos claro, y también el entorno nos permite contextualizar una escena urbana, existen muchos elementos distractores como las barreras para impedir el paso a la derecha, los árboles que aparecen en el término medio, y en general la escena luce abigarrada.

El siguiente retrato de María José, resulta mucho más afortunado en términos de encuadre (aunque la luz cenital y demasiado dura provoca que prácticamente cierre los ojos, muy mala hora para un retrato).

En las siguientes dos fotografías se resume mi regla de oro sobre el fondo en relación con el sujeto fotográfico:

¿Notaste el texto de la regla de oro en la primera imagen? Seguramente no, pues el fondo complejo y el texto complejo impiden la legibilidad. Esto se acentuó con un color gris: el texto quedó escondido. En cambio en el segundo ejemplo el texto está sobre un fondo totalmente simple. El máximo contraste se logra yuxtaponiendo negro puro contra blanco puro, lo que realza aún más la legibilidad.

El caso de Tsi Tsi Ki Félix

El siguiente caso puede ayudar mucho a comprender las decisiones que toma un fotógrafo. Con un grupo de mis alumnos del programa Origins nos reunimos con la anchor del noticiero de Telemundo, Tsi Tsi Ki Félix en Chicago.

Durante el encuentro realicé algunas fotografías y me encontré con un panorama perfecto de situaciones difíciles qué resolver. El lugar era un salón de la escuela de Comunicación en la DePaul University. Había muy poca luz y con una coloración espantosa. Pero eso no era lo más difícil, por la posición de Tsi Tsi Ki era muy complejo evitar que el fondo interfiriera con el motivo.

Hice una primera fotografía:

Es un plano conjunto donde existen demasiados elementos. Podría funcionar para decir “Alumnos de Óscar se reunen con Tsi Tsi Ki Félix”, sin embargo la toma es innecesariamente compleja, no hay un punto de interés claro y muchos elementos distractors como las geometrías del fondo (muros y techo).

La primera estrategia fue hallar un ángulo diferente y buscar una relación más afortunada entre el punto de interés y el fondo.

Ahora tenía menos elementos distractores, pero la imagen seguía siendo poco específica y con muchos elementos en el fondo. Además, el color del muro de la derecha y la blusa de Tsi Tsi Ki se confunden. (Puedes hacer clic en la fotografía para verla en tamaño más grande).

Otro problema importante es el vaso frente a ella. No podía limpiar la mesa por lo que tuve que moverme rápidamente y con discreción buscando una yuxtaposición de términos (primer término y segundo término) donde no compitiera el fondo con el sujeto.

Decía Robert Capa que si quieres una gran foto debes acercarte y si ya te acercaste ¡acércate más! Aquí resulta aún mejor la fotografía pues resulta más íntima debido al uso de un primer plano (ya explicaremos los planos y ángulos más adelante).

El panorama mejoró un poco, pero seguía teniendo un fondo intrusivo (y era peor si me movía hacia el otro lado) y una coloración de luz terrible y muy difícil de corregir aún en la postproducción.

El fotógrafo debe hacer lo que puede con los elementos que tiene a la mano. Los ejemplos anteriores buscan cómo lograr la mejor fotografía posible con las circunstancias disponibles. Sin embargo no me sentía contento con ninguna de las imágenes anteriores.

Afortunadamente me encontré en una de esas  ocasiones en las que el fotógrafo puede influir en la escena. Al terminar la reunión le pedí a Tsi Tsi Ki Félix si podía hacerle un retrato. Accedió de inmediato muy amablemente. Debo decir que trabajar con celebridades tiene una ventaja y una desventaja: son gente acostumbrada a las cámaras que se relaja totalmente y que ya conoce sus mejores ángulos. La desventaja es que suelen tener una imagen pública “pre-empaquetada” y es muy difícil sacarlos del estereotipo que ellos mismos han creado. Sin embargo en este caso no me interesaba hacer una imagen sicológica de la “verdadera” Tsi Tsi Ki y el fondo de su psiqué, sino simplemente un retrato decente.

Sin duda me considero un “cazador de luz”. Todo el tiempo estoy atento a la luz y sus propiedades (cantidad, calidad, color y dirección). Cuando llegué al salón me fijé en un pasillo que tenía un enorme ventanal. Una vez que Tsi Tsi Ki accedió a la fotografía la conduje al pasillo (por el cual debía regresar a los elevadores, de cualquier forma). El muro del fondo estaba muy limpio, le pedí que no se acercara tanto a la ventana para evitar contrastes demasiado fuertes y procurar que la zona de las luces no se quemara, me acerqué lo suficiente y voilá! Logré la fotografía que quería, con un centro de interés incuestionable, una buena composición, una luz perfecta y un sujeto fotográfico interesante.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.


Punto de interés ¿De qué trata la foto?

Un error fotográfico muy común es que no exista un motivo o un sujeto fotográfico, es decir, que la fotografía no se trata de nada. Observemos dos ejemplos:

En ambos casos es difícil decir responder a la pregunta ¿De qué trata la foto? En alguna de árboles, pero tampoco tan claramente. Ambos son ejemplos muy claros de una falta de punto de interés.

A veces nos encontramos con una escena que luce realmente bien, como en el caso de la fotografía de Pedro, pero no hay un punto de interés. En cierta medida es como encontrarnos una gran escenografía, pero sin una obra interesante que se represente en ella; es simplemente, una escena vacía. Cuando encontramos una situación así, hay que pensar ¿qué puedo colocar en esta fotografía que se convierta en el punto de interés?

El principio de inmediatez implica que el observador debe identificar de inmediato de qué trata una fotografía.

La próxima imagen es un ejemplo donde hay un punto de interés evidente. ¿De qué trata la siguiente fotografía?

La respuesta es muy simple: de un coche. Y aunque esto parezca tan simple, es un error muy común cuando se inicia en la fotografía. Podemos acabar con fotos que no dicen nada y que no tratan sobre nada en particular.

El punto de interés ss el elemento que más destaca, o que se quiere destacar, en una fotografía. Puede ser una persona, un animal, un objeto, un edificio, un monumento, etc.

También se le puede denominar centro de interés. Prefiero usar la denominación punto porque el motivo fotográfico no siempre está centrado (por ejemplo, cuando se usa la regla de los tercios).

Cada fotografía debe tener un punt de interés, es decir, un motivo fotográfico, un sujeto. Se debe poder responder cuanto antes a las preguntas  ¿De qué es la foto? ¿Qué hemos querido mostrar?

Veamos algunos ejemplos de fotografías con un punto de interés claro:

Otros retos

Es importante procurar incluir pocos elementos en una fotografía. Muchos elementos gráficos compiten por la atención del espectador. Veamos el siguiente ejemplo:

Esta es una fotografía con demasiados elementos e innecesariamente compleja: columnas, un barandal, los arcos en el techo, una lámpara… Y en algún lugar perdida una estatua. El centro de interés no queda claro porque hay tantas cosas que ver que es fácil perderse.

Ciertamente que cuando llegamos a un lugar queremos mostrar una escena lo suficientemente amplia para brindarnos la información y el contexto para entender en dónde estamos. Ya hablaremos de los planos de ubicación en su momento. Pero por el momento es más importante asegurarnos de contar con un centro de interés claro.

Al hacer la siguiente fotografía me acerqué mucho más y comencé a buscar qué elementos quería resaltar y cómo evitar elementos distractores en el fondo del encuadre. Como el color no ofrecía información importante en esta imagen y los valores tonales resaltaban más el volumen de la escultura y sus formas. La fotografía final resulta muy diferente.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Concéntrate en en el PUNTO DE INTERÉS. Haz 10 fotografías que respondan, inmediatamente, a la pregunta ¿De qué trata esta foto?
  • En una misma escena haz una fotografía con muchos elementos, después acércate y trata de tener un solo elemento importante en la fotografía.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.


_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.


¿Qué cámara me conviene?

Por Óscar Colorado Nates*

Esta es la pregunta del millón de euros (porque los dólares ya están un tanto devaluados) y corro el riesgo de ser simplista, pero creo que al menos hay que aproximarse al tema.

Aún los fotógrafos profesionales acabamos con un montón de cámaras porque cada una tiene ventajas y desventajas dependiendo del género que estamos abordando, las condiciones de luz, la velocidad de disparo, si queremos que pase desapercibida, etcétera.

Sin embargo trataré de responder a esta pregunta partiendo prácticamente de cero.

La mejor cámara es la que ya tienes en la mano

No hay nada peor para un fotógrafo que enfrentarse a una escena que clama por ser fotografiada, y encontrarse sin una cámara. Es una frustración terrible. Hoy en día prácticamente todo el mundo tiene un teléfono móvil y el 90% de estos dispositivos cuentan con una cámara. Yo, en lo personal, las detesto porque abrir la aplicación es muy lento, el tamaño del sensor es ridículo, la calidad de imagen terrible y con un ruido insoportable además de tener un pésimo rendimiento en bajas condiciones de luz.

Sin embargo también es cierto que hay algunos teléfonos cuya cámara ha mejorado substancialmente. Al momento de escribir este artículo la mejor cámara está incorporada en el iPhone 4s. Sin embargo otras opciones buenas son los teléfonos Sony Ericsson del tipo CyberShot que pueden producir algunos resultados interesantes en las condiciones adecuadas. En algún momento Nokia también ha incorporado modelos interesantes con óptica Carl Zeiss.

Para las primeras misiones de fotoATRÉVETE es suficiente con un celular porque trabajamos de manera más intensa el encuadre y la composición. Sin embargo llegará un momento cuando la cámara del teléfono móvil será insuficiente.

En próximos posts colocaremos más información y artículos sobre cómo sacarle partido a la cámara del teléfono móvil, así que le pedimos a nuestros agentes que no dejen de visitar fotoATRÉVETE, estamos trabajando algunas sorpresas realmente interesantes.

Es que no me quiero gastar mucho

Y hay mucho de razón en ello. Tal vez lo hemos olvidado, pero con lo que cuesta hoy una cámara digital compacta promedio antes se podía uno comprar una cámara réflex para principiantes. En fotografía uno puede gastarse una auténtica fortuna. Una cámara Hasselblad de formato medio cuesta algo así como unos $40,000 dólares. ¡Más que un coche decente!

El tema no es adquirir una segunda hipoteca ni cortarse un brazo. Para quien se inicia en la fotografía tal vez podría pensar en comprarse una camarita realmente sencilla de unos $100 dólares. La idea no suena mal y tiene dos grandes ventajas: poder llevar la cámara a todas partes y no estar preocupados en caso de extraviarla, dañarla o que nos la roben. Además, la mejor cámara de un celular es peor que la compacta más barata, lo tengo más que probado.

Sin embargo tengo un amigo que dice “soy tan pobre que no me puedo dar el lujo de comprar cosas baratas” que es una variación de “lo barato sale caro.”

Me ha ocurrido con muchos alumnos que compran la cámara más barata que pueden pagar y se acaban arrepintiendo porque tarde o temprano el equipo les acaba limitando. Es un poco el caso de comprarle una guitarra a un hijo adolescente: si le compramos la más barata le costará trabajo tocarla, sonará horrible (de por sí…) y no inspirará mucho al chico. Pero si le compramos un instrumento fino ¿qué pasa si un día ya no le interesa más y le invertimos una pequeña fortuna?

¿Existe una mezcla ideal?

¿Lo que se necesita en un cámara es tener la más alta calidad de imagen posible, con el tamaño más portátil y el precio más bajo? No necesariamente, y además muy difícilmente encontraremos una cámara que tenga las tres cualidades. Hoy mismo la categoría que mejor reúne un equilibrio entre todas estas necesidades son las cámaras réflex básicas.

Ya sé que de inmediato algún entusiasta me dirá ¿Y las de óptica intercambiable sin espejo? El problema está en que sus sensores más pequeños producen peor calidad y aunque suelen ser bastante más portátiles que una réflex la óptica y accesorios pueden ser tan caros como los de una réflex. Su velocidad de disparo puede ser limitada y el desempeño general de la cámara, especialmente en el autoenfoque, suele ser relativamente mediocre.

Platicaré un poco de las réflex para retomar algunas otras opciones.

Las réflex digitales

Yo le recomendaría a mis lectores que se compren una cámara réflex digital de gama básica. Siempre me preguntan sobre las marcas y eso importa mucho porque cuando se escoge una réflex digital no solamente se elige una cámara sino un sistema entero de óptica, accesorios, flash, etcétera. Y la decisión depende mucho del país donde se viva.

Si uno vive en Estados Unidos hay dos grandes opciones para escoger: Canon y Nikon. Ambas son igualmente buenas. Yo he trabajado con ambos sistemas y, al final del día, son equivalentes. Las Nikon se sienten más robustas y tienen una óptica especialmente buena, su sistema de exposición es excelente, el autoenfoque es sofisticado y poderoso sin embargo algunos modelos tienen tantas opciones y son tan complejos que personalmente nunca he acabado de acostumbrarme. Canon tiene una óptica muy buena (su serie “L” es excelente), las cámaras son poderosas y fáciles de usar y esta marca ha trabajado con sistemas electrónicos desde 1977 de modo que son quienes mejor han sabido trabajar en el terreno digital. En otros terrenos como calidad de imagen, ruido digital son comparables.

Ahora bien, decía yo que el país importa mucho. En Estados Unidos estos dos sistemas de cámaras son equivalentes en costo. Pero en otros países (especialmente en Latinoamérica) es difícil y caro comprar equipos Nikon porque esta marca no tiene representación directa en todos lados. Canon se beneficia de una gama muy amplia de equipos como impresoras, fotocopiadoras, etc. y suele contar con oficinas de representación en muchísimos países. Esto se traduce en contar con equipos y óptica en inventario más fácilmente (en México nunca pude comprar un objetivo Nikon f/1.4). Los precios son inferiores. Simplemente un ejemplo: un obturador remoto alámbrico me costó en México para Canon $600 pesos. El mismo mecanismo para Nikon me costó $3,000. Y en la óptica es lo mismo, solamente que en Canon se puede comprar toda la gama de objetivos y en Nikon solamente suelen encontrarse los más básicos y a un precio más elevado.

¿Y las otras marcas?

¿Otras marcas? ¡Seguro que hay!

Pentax, Olympus, etcétera. Tienen buenos equipos, pero es difícil encontrar la óptica y los accesorios y suelen ser tan caros o más que los de marcas como Canon o Nikon.

¿Qué modelos?

Réflex digitales

Cada año es diferente pero al momento de revisar este post (1/octubre/2014)  yo recomendaría pensar en una Nikon D3400 o en una Canon T6  si se está considerando una réflex digital. Ambas son muy buenas cámaras, de gama básica.

Una opción excelente y a buen precio es la Cano EOS Rebel T6i o T6s que viene bien si se quiere hacer video. En Nikon la 5500 también tiene pantalla móvil, muy útil para los videos..

Cámaras van y vienen, pero lo valioso en una réflex es contar con la óptica adecuada para nuestras necesidades y eso no pasa de moda.

Las réflex digitales ofrecen una excelente calidad de imagen, gran rapidez en autoenfoque y una velocidad general muy buena. Su único defecto es que suelen ser estorbosas. Los modelos sugeridos son lo más portátil que existe en réflex, y aún así no caben -ni soñando- en un bolsillo.

Mirrorless

Yo elegiría alguna Lumix de Panasonic como la serie GF o incluso la GX1. La serie Alpha Mirrorless (como la Alpha 6300) de Sony también es tentadora, pero la óptica que ha creado esta marca ha resultado un tanto decepcionante.

La segunda cámara

Como las réflex pueden ser estorbosas siempre vale la pena tener una cámara más compacta. Hay muchísimos modelos. Personalmente prefiero dos marcas para cámaras compactas: Panasonic y Canon. La primera ha ganado un terreno impresionante en términos de calidad y su alianza con Leica para la óptica ha producido resultados impresionantes. Y creo que la mejor marca para cámaras compactas hoy en día es Canon por su integración en sensores, óptica y software. Prácticamente cualquier modelo Canon de gama media-alta puede funcionar bien.

Para una cámara de bolsillo creo que no hay nada mejor que la Canon G7X o la Sony RX100 (I, II, III o IV). Cuenta con toda la gama de opciones que requiere un fotógrafo serio y puede ser totalmente automática o absolutamente manual. Para el estándar de las compactas su sensor es relativamente grande (1″) y su óptica es versátil. Su único defecto es que es de las cámaras compactas más caras de Canon y Sony.

 

Tips para escoger cámara

  1. Es mejor tener una cámara de consumidor barata que no tener a la mano ninguna cámara.
  2. La cámara del celular, si se sabe usar, puede ofrecer grandes resultados (si hay buena luz).
  3. La cámara del celular es lenta y con mala calidad de imagen si la luz no es perfecta. Ahorra para una cámara decente.
  4. No compres una cámara barata ni escojas a la ligera. Una cámara usada tiene un valor en el mercado ínfimo: Lo barato sale caro.
  5. ¿Qué, cómo y dónde? ¿Qué te gusta fotografiar? No es lo mismo hacer fotos de objetos en movimiento que estáticos. No es lo mismo capturar una fotografía de un partido de futbol que una flor.  ¿Cómo? Si te gusta la luz natural y no quieres hacer imágenes a medio día necesitas un mejor desempeño con un sensor más grande.  ¿Dónde? No es lo mismo hacer fotos en el jardin, que salir a la calle o irte de excursión.
  6. Establece un tope presupuestal y respétalo.
  7. Procura combinar la mejor óptica, con el sensor más grande (ojo porque no tiene que ver con los megapixeles sino con el tamaño físico del sensor), la mayor portabilidad al precio que has establecido.
  8. Si compras una réflex estás adquiriendo un sistema. Averigua costos y disponibilidad de óptica y accesorios. Canon y Nikon son las mejores opciones. Cuidado con Sony, Pentax y Olympus porque te puede salir más caro el caldo que las albóndigas. Investiga, investiga y vuelve a investigar.
  9. Si quieres una cámara de óptica intercambiable sin espejo (mirrorless) también investiga costos y disponibilidad de objetivos y accesorios. Las Panasonic ofrecen un gran equilibrio costo/calidad/portabilidad.
  10. He tenido una pésima experiencia con los equipos FujiFilm de bajo costo. Lucen atractivos y su precio llama de inmediato la atención, pero tienen problemas de calidad y son innecesariamente complejas. Cuando son de gama alta son estupendos; no hay manera de equivocarse porque cuando son caras ¡vaya que son caras!

Ahora bien, si me dices “muy bien, muy bien con todo lo anterior, pero lo que yo quiero es una cámara buena bonita y barata” entonces déjate de complicaciones y cómprate una Canon PowerShot SX 170 IS que en Estados Unidos cuesta unos $150 dólares y en Europa unos 160€.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El Encuadre II – Más información

Por Óscar Colorado Nates*

El visor de la cámara es el lugar en donde el fotógrafo se encuentra cara a cara con el proceso de diseño de una fotografía.
En el visor, ya sea un pentaprisma en una cámara réflex o la pantalla LCD de una cámara compacta, es  donde el fotógrafo deberá tomar un conjunto esencial de decisiones sobre lo que habrá de incluir o excluir en su fotografía.

SU CEREBRO LE ENGAÑA. DE VERDAD. 

Nuestro cerebro es el principal responsable en nuestro sistema óptico. Aunque nuestros ojos reciben la luz, es en realidad el cerebro quien hace la mayor parte del trabajo al descifrar esos fotones para interpretarlos como una imagen.

Nuestros ojos se mueven constantemente y el cerebro recompone la imagen creando algo parecido a los famosos  joiners de David Hockney. Estas obras del artista británico son una buena metáfora de cómo funciona nuestro cerebro para brindarnos la ilusión de una visión con un amplísimo campo de visión de 180º, aún cuando nuestros ojos solamente captan unos 49º.

Sin embargo nuestra cámara tienen un ángulo de visión limitado y necesariamente tendremos que escoger una parte bastante pequeña de la escena. Desgraciadamente, tenemos que escoger qué parte incluiremos en nuestra fotografía.

Definición de encuadre en el Diccionario Fotográfico.

El encuadre es el escenario de la imagen, circunscribe el contenido fotográfico.

La operación de encuadrar tiene consecuencias de la mayor importancia en la composición de nuestra imagen. El cambiar la cámara de posición altera la geometría y el diseño general de la imagen.

Con el encuadre se propician las relaciones geométricas y de contenido. Además de alterar la propia composición y diseño de la imagen, el fotógrafo puede utilizar el encuadre “ahogando” la composición, para subrayar un mensaje opresivo, o si deja mucho “aire” (espacio negativo) que le permitirá transmitir un imagen de libertad con su fotografía. Estos mensajes son una de las muchas elecciones que debe realizar un fotógrafo antes de oprimir el botón de obturación.

EL CASO BOURKE-WHITE
Cócteles en la calle Gorki, Moscú (1941) Margaret Bourke-White © Margaret Bourke-White Fuente: http://bit.ly/zVYuxX Consultada el 7 de febrero de 2012

Esta fotografía de la famosa Margaret Bourke-White, primera mujer en convertirse en corresponsal de guerra, es un gran ejemplo de cómo el encuadre altera el contenido de la fotografía.

Supongamos que un editor imaginario le pide a Margaret una fotografía donde se muestre claramente la vida de un café, la conversación de los parroquianos y el ambiente humano. En tal caso, la fotografía de la izquierda fallaría, pues los personajes en la mesa de la derecha apenas si se incluyen en el encuadre e incluso la mesa está cortada.

Sin embargo, ¿qué hubiera pasado si el supuesto editor hubiera solicitado una imagen donde se incluya la belleza arquitectónica  de los cafés de la calle Gorki y su ambiente? Entonces la fotografía cumpliría perfectamente la encomienda, al dar gran importancia a la bellísima arquitectura, las formas geométricas de la escalera y, finalmente, un espacio con vida gracias a todos los clientes que ocupan el lugar.

Pero no solamente importa el encuadre. ¿Qué hubiera pasado si Bourke-White hubiera decidido excluir totalmente el elemento humano y hacer su fotografía antes de que se abriera el local? La fotografía tendría un mensaje totalmente distinto.

De modo que el fotógrafo continúa realizando elecciones que afectan a la fotografía y su mensaje, comenzando por el momento en el que realiza la imagen y los elementos a los que dará (o restará) importancia con su encuadre.

ENCUADRAR ES DESCONTEXTUALIZAR

Encuadrar siempre implica extraer, escoger. El fotógrafo siempre se enfrentará a las mismas preguntas: ¿Qué excluir? ¿qué incluir? Estas elecciones son de una gran responsabilidad, pues un fotoperiodista obligado a dar los hechos visuales de una noticia sin influir con opiniones, puede alterar la respuesta de los lectores de un periódico o revista a partir de sus decisiones sobre qué excluir y qué incluir en su fotografía.

Fotografiar siempre es excluir, descontextualizar. No hay que olvidar que una fotografía siempre es una interpretación del fotógrafo.

Un famoso anuncio publicitario de The Guardian puede mostrar claramente cómo el contexto puede alterar la percepción de un hecho visual.

Todo es cuestión de contexto. Tenemos aquí a un skinhead,  como se les denominaba a los jóvenes de clase trabajadora en el Reino Unido durante la década de 1960. Frecuentemente estereotipados como rufianes y maleantes (aunque no necesariamente lo fueran), este video muestra cómo los prejuicios y la falta de un contexto completo puede alterar la información visual que se presenta.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Toma tu cámara, no importa si es una réflex, una compacta o incluso la cámara del teléfono móvil y haz algunas fotos.
  • Procura observar TODO en tu encuadre, lo que te interesa pero también aquello que resulta menos interesante.
  • Procura ser consciente del fondo y aquellos objetos que no te interesan. La cámara los captará por igual.
  • Haz algunas fotografías tratando de RESOLVER la escena caótica que tengas frente a tí. Procura IMPRIMIR UN ORDEN gracias a tu fotografías.
  • Haz algunas fotografías tratando de DESCONTEXTUALIZAR el entorno. ¿Qué vas a eliminar con tu encuadre? Puede ser un distractor o acercarte más a tu motivo fotográfico.
  • ¿Cómo podrías resaltar el motivo de tu fotografía? Por ejemplo, si decides hacer la foto de una flor, acércate, ponle el zoom a tu cámara y trata de aislar tu sujeto de cualquier elemento distractor.
  • Si lo deseas, revisa el brief sobre los posibles errores en el encuadre y también trabaja la misión que se te asigna ahí.
    • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
    • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.

_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El encuadre I

Por Óscar Colorado Nates

En su mínima expresión, hacer una fotografía implica apuntar la cámara hacia alguna dirección, presionar el obturador y ¡Listo! Esta era la promesa Kodak en 1900 “Ud. presione el botón y nosotros hacemos el resto.”

Hoy en día las cámaras se han sofisticado de modo que el fotógrafo puede olvidarse de cualquier parámetro técnico y, simplemente, presionar el botón de obturación. Sin embargo lo que ningún fabricante ha logrado hacer por el fotógrafo es determinar el encuadre, es decir, decidir hacia dónde y a qué apuntarle.

Aunque a primera vista parece muy sencillo, encuadrar ya es una decisión que puede hacer la diferncia ente una foto mediocre y una gran imagen.

EL CEREBRO NOS ATACA

Un culpable importante en los errores fotográficos es nuestro cerebro, pues aunque muchos creen que son los ojos los encargados de ver, esa es únicamente una parte de la historia. Efectivamente, los ojos capturan la información visual, pero el cerebro la interpreta. Y es ahí donde comienzan los problemas.

Para empezar, nuestro cerebro es increíblemente eficiente para escoger en una escena lo que le es relevante y desechar automáticamente lo que no le importa. Si le vamos a hacer una foto a nuestro simpático perrito Fifí, nos encantan sus ojos brillantes, prácticamente podríamos pensar que está sonriendo. Sacamos la cámara, disparámos y de pronto la fotografía no nos parece tan maravillosa. Si le mostramos a alguien más entenido la imagen tal vez levante las cejas.

El problema es que nuestro cerebro se concentró en Fifí, y se desconectó de todo lo demás. Al hacer la fotografía realmente no vimos, que en el fondo existían muchos distractores. Los errores al encuadrar pueden ser muchos y se pueden consultar en esta entrada.

Pero los retos no terminan aquí. También existe otro obstáculo y es decidir la orientación del encuadre. La mayoría simplemente apuntamos la cámara, disparamos y ahí termina la fotografía. Pocas veces nos detenemos a pensar cómo influye la orientación de la cámara. En un retrato, tal vez hubiera sido una mejor idea utilizar un encuadre vertical. Si lo que queríamos era generar una atmósfera un tanto irreal entonces un plano holandés hubiera resultado muy eficiente para transmitir algo más con la imagen. El lector puede encontrar más información sobre los distintos tipos de encuadre aquí.

Ahora bien, si estamos haciendo un retrato, también podríamos preguntarnos ¿Qué nos interesa transmitir con la foto? ¿Nos interesa que luzca todo el disfraz de un pequeñín? Entonces un plano entero es la elección. Si queremos una imagen de gran impacto y con una gran conexión, entonces habría que pensar en un primerísimo primer plano. Estos planos también los discutimos en otro artículo específico.

Y ya que nos pusimos creativos ¿Cómo podríamos utilizar la altura de cámara de una manera creativa? Probablemente una cámara baja resulte mucho más interesante y efectiva al fotografiar mascotas o niños porque al ponernos a su altura la fotografía ofrece una mayor conexión.

También podemos considerar los ángulos. Si voy a París y hago una foto apuntando hacia arriba (una toma contra-picada), haré la misma foto que otros miles y miles de turistas. Pero si la tomo desde un globo, un helicóptero o una grúa y hago una toma picada, entonces mi fotografía será muy distinta a los demás. Y si deseo una vista totalmente inusual tal vez una toma cenital o un nadir podrían ser la respuesta.

Ya parece que hay un montón de cosas en qué fijarse antes de hacer una foto ¡y aún no hemos comenzado! La propia composición de la fotografía es todo un capítulo enorme.

NO HAY QUE DESFALLECER

Sin embargo no hay que desfallecer. Te contaré una historia: una vez tenía que leer cientos y cientos de páginas durante la maestría al ver todas las carpetas de mi esposa que ya la había cursado y me fui de espaldas ante todo lo que tendría que leer en los próximos dos años. Afortunadamente la sabiduría de mi mujer salió al rescate: “Cuando te comes un filete no piensas en todas las vacas que te comerás a lo largo de tu vida ¿verdad? Simplemente disfrutas este filete.”

En fotografía hay mucho qué aprender, sí, pero lo importante no es agobiarse sino disfrutar el proceso y encuadrar es, sin duda, el primer paso de una caminata tan excitante como llena de recompensas. Profundizaremos en los tipos de encuadre adelante.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Toma tu cámara, no importa si es una réflex, una compacta o incluso la cámara del teléfono móvil y haz algunas fotos. No importa de qué. Simplemente procura estar consciente de la existencia de una primera decisión ¿Cómo encuadrar? No hace falta complicarse mucho más.
  • La clave de esta misión es hacer la fotografía con dos componentes: CONCIENCIA del acto de encuadrar y la INTENCIÓN de crear la foto pensando en qué tipo de encuadre usar y cómo afecta la decisión.
  • Si lo deseas, revisa el brief sobre los posibles errores en el encuadre y también trabaja la misión que se te asigna ahí.
  • ______________________________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.