Archivo de la categoría: Lentes

El Zoom digital ¿amigo o enemigo?

Por Óscar Colorado Nates*

Existe un zoom natural, que proviene del cambio físico en la longitud focal. Gracias al objetivo zoom, una cámara compacta puede contar con distintos tipos de longitudes focales, desde un angular hasta un telefoto o medio telefoto.

Sin embargo existe la posibilidad de crear un zoom artificial, a partir de multiplicar los pixeles. De modo que mediante una operación de software se puede agrandar la imagen. Esto tiene un costo: el deterioro en la calidad de imagen.

Este ejemplo es la misma escena realizada con el zoom óptico y la fracción de la derecha se realizó con el zoom digital. Por supuesto es la misma cámara, una Canon PowerShot S100.

Puedes notar que la imagen se degrada notablemente en dos aspectos: detalle y color. Es cierto también que se ha mejorado un poco la tecnología para mostrar imágenes ampliadas, sin embargo la pérdida de nitidez y alteraciones cromáticas presisten.

Normalmente en los menús de la cámara puede desactivarse la opción del zoom digital.

De modo que el zoom digital es una de las formas más efectivas de arruinar una imagen. Si realmente necesitas una gran longitud focal, entonces compra una cámara súper zoom, pero no esperes que tu equipo compacto puede resolver el nivel de detalle que promete el fabricante con el zoom digital.

Es mejor poner en “off” el zoom digital y no usarlo.

El segmento azul indica el rango que implica zoom digital con la indicación “x20” es decir, se aumenta la imagen 20 veces.

La gran mayoría de los teléfonos móviles con cámara tienen un lente de longitud focal fija, y el zoom es digital. Ya podrás imaginar que la degradación en la calidad de imagen de un sensor pequeño con un zoom digital es muy grande y también es importante evitar esta situación.

Conclusión

Seguramente habrás visto que algunas cámaras lucen una ostentosa etiqueta donde presume las características del equipo en cuestión y aparece algo así como “x20 ZOOM DIGITAL”.

Este es uno más de los argumentos de venta que los mercadólogos pretenden usar para convencer al consumidor de las bondades de su cámara en particular. Sin embargo esto se queda en un truco de marketing.

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Anuncios

La estabilización óptica

Por Óscar Colorado Nates*

Uno de los errores más comunes en fotografía es que la imagen luzca vibrada (movida). Uno de los grandes avances en la fotografía ha sido la tecnología que permite reducir las vibraciones, lo que implica poder realizar imágenes en condiciones de luz muy bajas.

Hoy en día prácticamente todos los fabricantes han implementado alguna forma de reducción de ruido, algunas más efectivas que otras y con diferentes aproximaciones.

Los dos tipos fundamentales de estabilización son en los objetivos o del sensor.

Estabilización en el objetivo

Esta forma es una de las más populares y es la aproximación que toman Canon y Nikon. Implica que hay un grupo de lentes en el objetivo que son una especie de elemento flotante que amortigua el movimiento.

Esta tecnología ha ido mejorando notablemente en los últimos diez años y se va sofisticando cada vez más detectando los tipos de movimiento e incluso con mecanismos activos donde se emplean motores y no solamente resortes. La desventaja de este tipo de estabilización: resulta específica para cada objetivo. Otra desventaja es que los encarece un poco más.

En Canon las siglas IS (Image Stabilization) indican que el dispositivo (ya sea solamente el objetivo o la cámara como conjunto) cuentan con estabilización óptica. En un lente como el EF-S 18-55mm IS la “IS” indica la estabilización.

Nikon la denomina con las siglas VR que significan “Vibration Reduction” (reducción de vibración).

Estabilización del sensor

Otras marcas como Olympus y algunos modelos Sony Alpha cuentan con un mecanismo que estabiliza el sensor, no la óptica. Su ventaja es que cualquier objetivo que se monte contará con los beneficios de la estabilización.

El estabilizador se encuentra ensamblado junto con el sensor. Canon y Nikon aducen que este sistema es menos preciso y confiable.

Estabilización digital

Esto es un truco de marketing, pues lo único que hace la cámara es aumentar la sensibilidad ISO todo lo posible para que el tiempo de obturación sea más corto y se pueda congelar la imagen. Esto agrega ruido innecesariamente. Es importante asegurarse que la cámara tenga estabilización óptica.

Algunos fabricantes presumen una “estabilización dual”, es decir, tienen un mecanismo óptico de estabilización y aumentan el ISO todo lo posible al mismo tiempo.

Conclusión

En cualquier caso, es importante asegurar que la cámara u objetivo cuenten con un sistema de estabilización óptica que te permitirá realizar fotografías en condiciones bajas de luz sin tener que utilizar el flash que, muchas veces, puede arruinar la atmósfera y naturalidad en tu fotografía.

 

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Los macro-objetivos

Por Óscar Colorado Nates*

La fotografía de aproximación es un género fascinante que implica el poder observar detalles invisibles al ojo humano. Esto, sumado a las altas resoluciones de las cámaras digitales, nos ofrece todo un mundo en miniatura por descubrir.


Buenas noticias para las compactas…

Por un tema de escala, en las cámaras compactas es relativamente fácil crear una fotografía de aproximación o macro. Este tipo de cámaras suele tener un modo macro indicado por el icono con una flor.

Pero en las réflex…

En una cámara réflex el asunto no es tan sencillo, pues se requiere un objetivo especial llamado macro-objetivo. La clave está en poder enfocar a distancias muy cortas. En la mayoría de los objetivos la distancia mínima de enfoque es demasiado grande para capturar con un nivel de detalle propio de la fotografía de aproximación.

 

Gracias a un objetivo macro es posible realizar acercamientos en factores 1:1.

Los objetivos macro suelen rondar los  100mm de longitud focal y son versátiles en la medida de ser útiles tanto para la fotografía de aproximación como para hacer retratos.

Equipo recomendable 

Cámara. Una cámara réflex con pantalla móvil de cámaras como la Canon Reble T3i o la Nikon D5100 es perfecta para hacer fotografía de aproximación sin tener que pagar una cuenta con el quiropráctico por lesiones en la espalda del fotógrafo.

 Objetivo. Un macro-objetivo de 100mm es básico. Canon ofrece también un modelo para sus cámaras con sensor APS-C, el EF-S 60mm f/2.8 Macro. Nikon ofrece una decena de macro-objetivos.

Tripié. Un problema importante de los macro-objetivos es que la profundidad de campo puede ser tan diminuta como sus propios motivos fotográficos. Esto aunado a una longitud focal importante es una invitación a lograr fotografías vibradas. Por eso suele utilizarse un tripié en la macro-fotografía, para asegurar una precisión absoluta. Un buen tripié es caro, pero vale su peso en oro.

Flash anular. Otro accesorio útil para el fotógrafo que desea afrontar la macro-fotografía en serio es un flash anular que permite una iluminación uniforme y difusa del motivo a una distancia muy corta. Este tipo de flash también se usa en la fotografía de moda y produce retratos muy característicos.

Disparador a distancia. Un mando remoto es ideal para evitar cualquier tipo de vibración al presionar el botón de obturación. También se puede utilizar el temporizador de la cámara para evitar cualquier vibración.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Los objetivos angulares

Por Óscar Colorado Nates*

Los objetivos angulares tienen una característica (ya indicada por su propia denominación): su ángulo de cobertura es mayor al del ojo humano. Es una familia grande donde hay diversas variedades, desde el ojo de pez con sus características distorsiones, los súper grandes angulares, grandes angulares y angulares.

Los objetivos angulares son los ideales para el uso en planos de ubicación.

Entre sus ventajas son la posibilidad de abarcar escenas, de modo que son ideales para paisajes pero también para espacios muy pequeños como una habitación.

Son objetivos que tienden a generar profundidades de campo muy grandes, es decir, la mayor parte de la escena luce nítida.

Entre sus desventajas pueden contarse que existen mayores distorsiones qué controlar y corregir por lo que un objetivo súper gran angular de calidad puede ser muy costos. Otra desventaja tiene que ver con el refrán popular “el que mucho abarca poco aprieta”. En la escena se incluyen muchos elementos, pero cada uno luce muy pequeño, de modo que resulta poco específico y no suele enfatizar el punto de interés.

Súper grandes angulares

Ojo de pez (fisheye)

Ejemplo hecho con un objetivo de 15mm Ojo de Pez (Imagen cortesía de Canon)

Es el más angular de los objetivos con un ángulo de cobertura de 180º. Son objetivos muy divertidos de usar porque se asume que no tienen mayores correcciones geométricas y sus deformaciones son muy características. Son objetivos caros y que, desgraciadamente, no suelen tener mucho uso, por lo que se quedan guardados en un cajón la mayor parte del tiempo.

Ultra grandes angulares 

También denominados super grandes angulares, pueden abarcar desde unos 16mm hasta 22mm aproximadamente. Un objetivo de 16mm ofrece una vista muy amplia, pero además muy inusual y puede resultar interesante. Son objetivos difíciles de usar porque se requiere cuidado de contar con un punto de interés claro. Aún los de mayor calidad suelen generar distorsiones importantes cerca de los bordes del cuadro fotográfico.

Son ideales para interiores muy pequeños, como la habitación de un hotel, por ejemplo.

Son una inversión cara, no suelen usarse mucho, sin embargo pueden ofrecer vistas espectaculares y son ideales para paisajes y planos generales panorámicos.

Grandes angulares 

Ejemplo hecho con un objetivo de 24mm (Imagen cortesía de Canon)

Entre los 24mm y 28mm (aproximadamente), cada vez más cámaras compactas abarcan esta longitud focal con la promesa de “cabrán más de tus amigos en la foto”. Efectivamente, son muy útiles para fotografías de grupo. Aunque en menor medida, comparten el riesgo de los súper grandes angulares de ser poco específicos aunque se abarque mucho.

Angulares

Ejemplo hecho con un objetivo de 28mm (Imagen cortesía de Canon)

Entre los 28mm y los 35mm nos encontramos con los angulares moderados. Son un poco más abiertos que los objetivos normales y son una buena opción para la fotografía de calle como alternativa al 50mm. No son particularmente caros y se pueden conseguir objetivos de buena calidad a buen precio, especialmente si son de longitud focal fija.

Ejemplo hecho con un objetivo de 35mm (Imagen cortesía de Canon)

Sobre los retratos

Una nota importante es que los objetivos angulares no favorecen los rostros humanos debido a las deformaciones geométricas. Cualquier objetivo angular tendrá la tendencia a deformar la nariz y si se acerca el fotógrafo demasiado podrá deformar al sujeto de maner muy desfavorable. No son recomendables para este género.

En resumen

Los angulares ofrecen una característica peculiar: ver de una manera en la que nuestros ojos no pueden. De modo que pueden crear escenas que pueden ir de lo peculiar a lo espectacular si se sabe usarlos. Son riesgosos para el principiante que aún no entrena el ojo y que tiende a incluir demasiados elementos en el encuadre.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El objetivo “normal” de 50mm

Por Óscar Colorado Nates*

El objetivo más parecido a la visión humana es el 50mm. Su ángulo de cobertura de unos 46º es lo más cercano a como ven normalmente nuestros ojos, por eso se le llama normal.

Es un objetivo con numerosas ventajas. Debido a que es de longitud focal fija, tiene mucho menos posibilidades de distorsiones y aberraciones. Puede tener una apertura máxima muy grande lo que le permite al fotógrafo trabajar en condiciones muy bajas de luz.

Este objetivo fue durante muchos años el “caballito de batalla” de los fotógrafos. Las cámaras réflex incluían una óptica de 50mm porque era buena, bonita y barata.

Durante años la óptica de 50mm acompañaba a las cámaras réflex.

Henri Cartier-Bresson, uno de los fotógrafos más destacados del siglo XX decía que nunca debería usarse un objetivo inferior a los 50mm, es decir, no le gustaban los angulares ni los grandes angulares.

Henri Cartier-Bresson con su inseparable Leica y un objetivo de 50mm.

La longitud de 50mm es también la preferida por los reporteros gráficos por su versatilidad y porque ofrece una visión lo más objetiva y veraz posible.

Para comprender la longitud focal, el 50mm es un objetivo muy apropiado, pues es el punto de referencia para comprender la función, ventajas y desventajas de las otras dos familias: angulares y telefoto.

Ejemplo hecho con un objetivo de 50mm (Imagen cortesía de Canon)

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.