Archivo de la categoría: Exposición

Pannings o barridos

Por Óscar Colorado Nates*

La técnica del panning o barrido implica un tiempo de obturación relativamente largo (1/15, 1/6, etc.) y que el sujeto en movimiento sea seguido por la cámara. El cuerpo del fotógrafo gira en la dirección del sujeto y se sugiere no mover las piernas.

Es mejor hacer pannings en la mañana o por la tarde, pero no a medio día pues puede haber demasiada luz y se puede sobre-exponer la fotografía. Si se quiere hacer un panning a medio día pueden utilizarse filtros de densidad neutral para alargar el tiempo de obturación.

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

El panning es una técnica que requiere bastante práctica pero que vale la pena experimentar.

Tiempo de obturación: barridos

Por Óscar Colorado Nates*

Cuando se utiliza un tiempo de obturación relativamente largo en fotografía, los objetos en movimiento pueden lucir ligeramente borrosos. A este efecto también se le conoce como “barrido”. Quiero precisar que también se conoce como “barrido” a la técnica en la que se mueve la cámara al hacer la toma de un sujeto en movimiento para lograr un efecto de congelado/barrido. A esta técnica se le conoce como panning y la discutimos en este post.

Por lo pronto cuando me refiero al barrido no hablo del panning, sino del efecto de borrosidad.

Hecha la aclaración anterior, aunque un sujeto movido en una fotografía puede ser un error común en fotografía, cuando se utiliza intencionalmente puede lograr una visión de la realidad totalmente distinta a la que conocemos. Te mostraré algunos ejemplos:

Cuando se hacen barridos, es fundamental utilizar un trípode, pues en tiempos de obturación largos el movimiento de la cámara arruina la fotografía.

Un tiempo de obturación lento puede considerarse menor  a 1/25 de segundo, dependiendo de la cantidad de luz. El agua de una fuente puede crear un efecto muy interesante y podrías probar haciendo una fotografía a 1/15. Si no logras el efecto deseado puedes hacer aún más lento el tiempo de obturación.

Es importante también tener en cuenta que el tiempo de obturación está directamente ligado a la longitud focal respecto de las vibraciones no deseadas. En este post explicamos en detalle dicha relación.

Es importante tener cuidado con los barridos y que se note la intención pues de otro modo la gente puede creer que la fotografía está vibrada cuando no es así.

Prueba hacer fotografías nocturnas con tiempos de obturación de ½ segundo o incluso de 1” o 2”. Existen muchas técnicas y aproximaciones divertidas e interesantes con los barridos que iremos explicando en otros posts.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Tiempo de obturación: ¿Cómo lo ajusto en mi cámara?

Por Óscar Colorado Nates*

Si quieres controlar el tiempo de obturación la típica cámara compacta o la cámara de tu celular ya no serán suficientes. Las cámaras de gama media y alta te permiten tomar el control de todos los parámetros de toma, y uno de ellos es el tiempo de obturación.

Las cámaras que permiten el control manual cuentan con un botón selector (en algún momento ya explicamos el modo automático y el modo P program). En este botón verás dos posibilidades: Tv (Time Value) en las Canon y en otras marcas como Nikon el modo S (Shutter). A estos modos se les conoce como modos de prioridad de obturación.

Con estos modos tú eliges el tiempo de obturación, y la cámara elige los otros parámetros de la exposición (apertura del diafragma y sensibilidad ISO).

En el monitor de tu cámara réflex podrías ver el tiempo de obturación expresado con una fracción (1/400 = cuatro centésimas de segundo). El visor también incluye esta información, pero solamente con un número (400= cuatro centésimas de segundo). Algunas cámaras de gama alta tienen un display de cristal líquido siempre visible para consultar todos los parámetros de captura.

Recuerda que el tiempo de obturación es directamente relativo a la cantidad de luz. Si hay poca luz, se requieren tiempos de exposición largos para que el sensor pueda captar suficientes fotones y hacer la fotografías. Cuando hay mucha luz, pueden lograrse tiempos de obturación mucho más cortos.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Tiempo de obturación: congelados

Por Óscar Colorado Nates*

El tiempo de obturación se relaciona directamente con el movimiento en una imagen. Una fotografía tiene la capacidad de congelar aquellos objetos en movimiento o de ofrecer un efecto barrido o borroso en los sujetos en movimientos cuando el tiempo de obturación es suficientemente largo.

En este post hablaré sobre el congelado en fotografía.

Primero, quisiera que veas algunos ejemplos de cómo luce una imagen congelada:

Estos ejemplos son bastante impresionantes de congelados extremos. La fotografía puede captar cómo una bala atraviesa una manzana, o cuando se rompe un globo. Lograr estas fotografías requiere una sincronización perfecta luz suficiente y controlada y tiempos de obturación muy cortos.

En la vida diaria la primera razón por la cual queremos congelar el movimiento tiene por objeto evitar una fotografía vibrada. Aunque en tu fotografía nada se mueva, si te mueves tú y el tiempo de obturación es suficientemente lento, la imagen terminará luciendo muy mal.

¿Hay un tiempo de obturación específico para los congelados?

En realidad depende mucho de la velocidad con la que se mueva el objeto a congelar. Si se está tratando de congelar el movimiento de un caracol, se puede usar un tiempo de obturación relativamente largo y no habrá problema en congelar el movimiento. Sin embargo tratar de congelar a un auto de fórmula uno podría requerir de apenas unas cuantas milésimas de segundo.

El tiempo de obturación para congelar depende mucho de la luz disponible y, como ya mencioné, la velocidad del objeto.

Un buen ejercicio para entender y practicar los congelados es buscar una calle con suficiente vida para trabajar con el tiempo de obturación. Lo ideal es hacer las fotografías con buena luz.

Veamos algunos ejemplos:

Un tiempo mediano que ya permite congelar ciertos movimientos puede ser 1/125 y en tiempos más rápidos como 1/400, 1/800 o 1/1000 sin duda congelarás a sujetos muy rápidos. Solamente es importante saber que requerirás de una buena cantidad de luz o si no lo fotografía lucirá sub-expuesta.

En el siguiente post explicaré cómo se controla en la cámara el tiempo de obturación.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Tiempo de obturación: introducción

Por Óscar Colorado Nates*

En la exposición, el primer ingrediente que trataremos es el tiempo de obturación.

La cámara es como una habitación que siempre permanece oscura y con la puerta cerrada. Cuando se hace una fotografía, se deja entrar la luz a la cámara durante cierto tiempo.

El obturador es la puerta que deja entrar la luz y luego se cierra. Al tiempo que dura esta puerta abierta se le conoce como tiempo de obturación.

Definición. El obturador es un dispositivo mecánico que controla el tiempo en que el elemento sensible (sensor o película) es expuesto a la luz.  Se abre en intervalos precisos para dar paso a la luz, y luego se cierra para realizar la exposición.

Para accionar el mecanismo de obturación, se utiliza el botón de disparo, que no es lo mismo que obturador.

En el caso de una cámara réflex, el mecanismo de obturación está sincronizado con el espejo que permite visualizar la imagen. Al presionar el botón de obturación, un motor levanta el espejo, las cortinillas del mecanismo de obturación se abren y cierran y posteriormente se vuelve a bajar el espejo. Este movimiento del espejo provoca el clásico sonido de disparo en una réflex.

El siguiente vídeo muestra el movimiento del espejo y cómo funciona el obturador.

La exposición está directamente relacionada con el tiempo de obturación. A tiempos mayores, entrará en la cámara una cantidad de luz superior. A tiempos menores entrará una cantidad de luz menor. Por ejemplo, si hacemos una fotografía a medio día en un área iluminada por el sol, el tiempo que se necesitará para que entre suficiente luz será de centésimas o incluso milésimas de segundo.

Por el contrario, en una fotografía nocturna se pueden requerir tiempos más extensos como uno o dos segundos y si estamos haciendo astrofotografía se pueden hacer exposición de diez, quince o treinta minutos.

En estos ejemplos utilicé siempre la misma sensibilidad ISO (100) y apertura del diafragma (f/4.0). Lo que cambia en cada escena es la cantidad disponible de luz, y ajusté el tiempo de obturación . En el primer caso (el Jardín Central de la Universidad Panamericana, Ciudad de México) había suficiente luz y pude hacer una exposición a 1/640 de segundo. Estas fotos las hice a las 9:00am, si las hubiera realizado a medio día seguramente el tiempo de exposición hubiera sido de apenas milésimas de segundo. En el segundo ejemplo hay mucho menos luz disponible y la fotografía está hecha a un treintavo de segundo (1/30). Los últimos dos ejemplos son interesantes porque es la misma escena (un aspecto de mi oficina) con la luz encendida o apagada. La exposición es similar en términos de luminosidad de la imagen. Con la luz encendida el tiempo de obturación fue de un cuarto de segundo (1/4) pero al apagar la luz tuve que aumentar a una exposición de dos segundos. Tuve que usar un trípode para evitar cualquier vibración en un tiempo tan extenso.

Y hablando de tiempos largos de obturación, en los inicios de la fotografía en la primera mitad del siglo XIX hacían falta tiempos de obturación muy largos porque los elementos químicos que reaccionaban a la luz no eran suficientemente sensibles. La primera fotografía tardó ¡8 horas en exponerse! Con el tiempo se fue mejorando la técnica y sensibilidad de las placas que recibían la luz.

Primera fotografía de la historia. “Vista desde ventan en Le Gras”. Joseph Nicéphore Niépce. ca1826. Heliografía. 25.8 x 29.0 cm.

El tiempo durante el cual se mantiene abierto el mecanismo de obturación se mide en SEGUNDOS y FRACCIONES DE SEGUNDO.  De modo que pueden ser 30 segundos, 15 segundo o fracciones como ½ de segundo, ¼ de segundo, o también 1/60 de segundo, 1/100, 1/500.

Actualmente los tiempos superiores  a segundo se consideran muy largos y suelen usarse en fotografía nocturna.

Hoy un punto medio en términos de tiempo de obturación podría considerase 1/125, sin embargo esto no es una ley ni mucho menos, es simplemente un cierto punto de referencia sobre un tiempo de obturación medio.

Una precisión importante es la confusión con los términos velocidad de obturación  y tiempo de obturación. Técnicamente no es correcto llamarle velocidad por en física la velocidad implica tiempo y distancia, y en fotografía esto no nos interesa. Lo que importa es cuánto tiempo permanece el sensor expuesto a la luz. Aunque es muy común escuchar que alguien (incluso algún fotógrafo) diga “mira, vamos a poner la velocidad de obturación a medio segundo” no es un término totalmente preciso.

Más adelante profundizaremos en las distintas posibilidades que ofrecen los tiempos de obturación en la fotografía.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Zonas empastadas y quemadas en la fotografía

Por Óscar Colorado Nates*

Cuando existen subexposición o sobreexposición extremas se corre el riesgo de arruinar la fotografía porque la zona de las sombras se empasta o la zona de las luces se quema. Explicaré estos dos conceptos:

Zonas empastadas

En una fotografía puede haber muy poca luz, y entonces la zona de las sombras es mayor. Sin embargo hay un punto en el que se deja de tener detalle en esta área y hay negro puro. El estas áreas son relativamente grandes en la escena la fotografía puede lucir muy mal, especialmente si se imprime.

Afortunadamente una fotografía sub-expuesta guarda mucha información que puede ser recuperada en post-producción. El costo es que en estas zonas puede notarse mucho el ruido digital.

Algunos programas como LightRoom ofrecen la posibilidad de mostrar si una zona de la fotografía está empastada coloreando la zona en cuestión de color azul.

Es importante notar que en algunos estilos de fotografía se puede desear un empaste de las sombras de forma intencional. Lo importante es que esto sea una intención y no un accidente/defecto.

Zonas quemadas

Este es un tema más preocupante y delicado que el anterior. Tiene mucho que ver con el rango dinámico de la cámara, es decir, su habilidad para capturar una gama amplia de tonos y colores.

En LightRoom se pueden desplegar las zonas quemadas en color rojo.

Las cámaras compactas tienen sensores pequeños cuyo rango dinámico es reducido. El problema es que, en condiciones de mucha luz, este rango tiende a rebasarse. Es como si a un cubo de agua se le pusiera líquido excediendo su capacidad, el agua sobrante se perdería. Eso mismo ocurre pero con los fotones.

Cuando se rebasa esta capacidad en la fotocelda se captura un color blanco puro. Como las cámaras compactas (y las digitales en general) no pueden manejar un rango dinámico igual al de nuestros ojos, ante escenas con luz mezclada (sombras y luces intensas) la cámara escogerá qué iluminación predomina en la escena y expondrá la fotografía a partir de ella. Eso funciona muy mal porque puede exponer bien las sombras, pero a cambio sobre-exponer las luces.

Seguramente habrás visto fotografías donde el cielo no luce azul, sino blanco. Esto se debe a que la cámara expuso hacia las sombras y el cielo se sobre-expuso al grado de perder todo detalle. Es decir, esta zona de altas luces se “quemó” y también es un defecto que en inglés se llama clipping.

Esto puede ocurrir en los retratos y es terrible, pues una zona quemada pierde detalle y luce realmente mal.

El problema de una fotografía con zonas quemadas es que es materialmente irrecuperable. Se puede buscar una ligera corrección en post-producción, pero es tan sutil que prácticamente no sirve de nada.

Por esta razón, en el modo “PLAY” muchas cámaras muestran parpadeando cualquier zona quemada de la fotografía. Si en el histograma vemos que la gráfica está demasiado cargada hacia la derecha y encontramos áreas parpadeando, significa que se rebasó el rango dinámico en el área de las luces y esa zona se “quemó”.

En las cámaras compactas (aunque también en muchas réflex con sensor APS-C) es necesario sub-exponer ligeramente. Normalmente con sub-exponer 2/3 de paso es suficiente para evitar la sobre-exposición de estas zonas; posteriormente se puede corregir la fotografía en post-producción.

También es importante entender y conocer lo distintos modos de medición de la luz para poder hacer una exposición que no empaste ni queme áreas de la fotografía.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Usos psicológicos de la exposición

Por Óscar Colorado Nates*

La cantidad de luz en una escena impacta directamente nuestra percepción, disparando emociones y sentimientos específicos. Las imágenes muy oscuras tienden a ser pesimistas y las muy iluminadas a ser optimistas. El fotógrafo puede utilizar este lenguaje para transmitir mensajes concretos por medio de sus fotografías.

Sub-exposición psicológica

La sub-exposición puede utilizarse intencionalmente para transmitir un mensaje emocional de tristeza, depresión o enojo. Puede subrayar el patetismo de una imagen donde se quiere denunciar una injusticia y, en general, ofrece un amplio abanico de posibilidades creativas dependiendo del discurso del fotógrafo.

Sobre-exposición psicológica

Por su parte, la sobre-exposición puede transmitir ligereza, alegría, tranquilidad, etc. Es muy común usar la sobre-exposición psicológica en fotografías relacionadas con la publicidad (especialmente de productos orientados a un mercado femenino), en la fotografía de niños y bebés.

Estos dos conceptos se relacionan directamente con las imágenes en clave alta y clave baja.

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.