Archivo de la categoría: Errores

Zonas empastadas y quemadas en la fotografía

Por Óscar Colorado Nates*

Cuando existen subexposición o sobreexposición extremas se corre el riesgo de arruinar la fotografía porque la zona de las sombras se empasta o la zona de las luces se quema. Explicaré estos dos conceptos:

Zonas empastadas

En una fotografía puede haber muy poca luz, y entonces la zona de las sombras es mayor. Sin embargo hay un punto en el que se deja de tener detalle en esta área y hay negro puro. El estas áreas son relativamente grandes en la escena la fotografía puede lucir muy mal, especialmente si se imprime.

Afortunadamente una fotografía sub-expuesta guarda mucha información que puede ser recuperada en post-producción. El costo es que en estas zonas puede notarse mucho el ruido digital.

Algunos programas como LightRoom ofrecen la posibilidad de mostrar si una zona de la fotografía está empastada coloreando la zona en cuestión de color azul.

Es importante notar que en algunos estilos de fotografía se puede desear un empaste de las sombras de forma intencional. Lo importante es que esto sea una intención y no un accidente/defecto.

Zonas quemadas

Este es un tema más preocupante y delicado que el anterior. Tiene mucho que ver con el rango dinámico de la cámara, es decir, su habilidad para capturar una gama amplia de tonos y colores.

En LightRoom se pueden desplegar las zonas quemadas en color rojo.

Las cámaras compactas tienen sensores pequeños cuyo rango dinámico es reducido. El problema es que, en condiciones de mucha luz, este rango tiende a rebasarse. Es como si a un cubo de agua se le pusiera líquido excediendo su capacidad, el agua sobrante se perdería. Eso mismo ocurre pero con los fotones.

Cuando se rebasa esta capacidad en la fotocelda se captura un color blanco puro. Como las cámaras compactas (y las digitales en general) no pueden manejar un rango dinámico igual al de nuestros ojos, ante escenas con luz mezclada (sombras y luces intensas) la cámara escogerá qué iluminación predomina en la escena y expondrá la fotografía a partir de ella. Eso funciona muy mal porque puede exponer bien las sombras, pero a cambio sobre-exponer las luces.

Seguramente habrás visto fotografías donde el cielo no luce azul, sino blanco. Esto se debe a que la cámara expuso hacia las sombras y el cielo se sobre-expuso al grado de perder todo detalle. Es decir, esta zona de altas luces se “quemó” y también es un defecto que en inglés se llama clipping.

Esto puede ocurrir en los retratos y es terrible, pues una zona quemada pierde detalle y luce realmente mal.

El problema de una fotografía con zonas quemadas es que es materialmente irrecuperable. Se puede buscar una ligera corrección en post-producción, pero es tan sutil que prácticamente no sirve de nada.

Por esta razón, en el modo “PLAY” muchas cámaras muestran parpadeando cualquier zona quemada de la fotografía. Si en el histograma vemos que la gráfica está demasiado cargada hacia la derecha y encontramos áreas parpadeando, significa que se rebasó el rango dinámico en el área de las luces y esa zona se “quemó”.

En las cámaras compactas (aunque también en muchas réflex con sensor APS-C) es necesario sub-exponer ligeramente. Normalmente con sub-exponer 2/3 de paso es suficiente para evitar la sobre-exposición de estas zonas; posteriormente se puede corregir la fotografía en post-producción.

También es importante entender y conocer lo distintos modos de medición de la luz para poder hacer una exposición que no empaste ni queme áreas de la fotografía.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Anuncios

El caso Tsi Tsi Ki Félix: la importancia del fondo

La importancia del fondo

El fondo (también conocido como último término) tiene gran importancia para resaltar el punto de interés.

Aunque pueda existir un motivo más o menos claro, si el primer término (el sujeto fotográfico) está frente a un último término (fondo) relativamente complejo, tendremos un cierto grado de confusión en el observador. Observemos la siguiente fotografía:

Aunque el motivo fotográfico (el plano conjunto con María José y Lorena) es más o menos claro, y también el entorno nos permite contextualizar una escena urbana, existen muchos elementos distractores como las barreras para impedir el paso a la derecha, los árboles que aparecen en el término medio, y en general la escena luce abigarrada.

El siguiente retrato de María José, resulta mucho más afortunado en términos de encuadre (aunque la luz cenital y demasiado dura provoca que prácticamente cierre los ojos, muy mala hora para un retrato).

En las siguientes dos fotografías se resume mi regla de oro sobre el fondo en relación con el sujeto fotográfico:

¿Notaste el texto de la regla de oro en la primera imagen? Seguramente no, pues el fondo complejo y el texto complejo impiden la legibilidad. Esto se acentuó con un color gris: el texto quedó escondido. En cambio en el segundo ejemplo el texto está sobre un fondo totalmente simple. El máximo contraste se logra yuxtaponiendo negro puro contra blanco puro, lo que realza aún más la legibilidad.

El caso de Tsi Tsi Ki Félix

El siguiente caso puede ayudar mucho a comprender las decisiones que toma un fotógrafo. Con un grupo de mis alumnos del programa Origins nos reunimos con la anchor del noticiero de Telemundo, Tsi Tsi Ki Félix en Chicago.

Durante el encuentro realicé algunas fotografías y me encontré con un panorama perfecto de situaciones difíciles qué resolver. El lugar era un salón de la escuela de Comunicación en la DePaul University. Había muy poca luz y con una coloración espantosa. Pero eso no era lo más difícil, por la posición de Tsi Tsi Ki era muy complejo evitar que el fondo interfiriera con el motivo.

Hice una primera fotografía:

Es un plano conjunto donde existen demasiados elementos. Podría funcionar para decir “Alumnos de Óscar se reunen con Tsi Tsi Ki Félix”, sin embargo la toma es innecesariamente compleja, no hay un punto de interés claro y muchos elementos distractors como las geometrías del fondo (muros y techo).

La primera estrategia fue hallar un ángulo diferente y buscar una relación más afortunada entre el punto de interés y el fondo.

Ahora tenía menos elementos distractores, pero la imagen seguía siendo poco específica y con muchos elementos en el fondo. Además, el color del muro de la derecha y la blusa de Tsi Tsi Ki se confunden. (Puedes hacer clic en la fotografía para verla en tamaño más grande).

Otro problema importante es el vaso frente a ella. No podía limpiar la mesa por lo que tuve que moverme rápidamente y con discreción buscando una yuxtaposición de términos (primer término y segundo término) donde no compitiera el fondo con el sujeto.

Decía Robert Capa que si quieres una gran foto debes acercarte y si ya te acercaste ¡acércate más! Aquí resulta aún mejor la fotografía pues resulta más íntima debido al uso de un primer plano (ya explicaremos los planos y ángulos más adelante).

El panorama mejoró un poco, pero seguía teniendo un fondo intrusivo (y era peor si me movía hacia el otro lado) y una coloración de luz terrible y muy difícil de corregir aún en la postproducción.

El fotógrafo debe hacer lo que puede con los elementos que tiene a la mano. Los ejemplos anteriores buscan cómo lograr la mejor fotografía posible con las circunstancias disponibles. Sin embargo no me sentía contento con ninguna de las imágenes anteriores.

Afortunadamente me encontré en una de esas  ocasiones en las que el fotógrafo puede influir en la escena. Al terminar la reunión le pedí a Tsi Tsi Ki Félix si podía hacerle un retrato. Accedió de inmediato muy amablemente. Debo decir que trabajar con celebridades tiene una ventaja y una desventaja: son gente acostumbrada a las cámaras que se relaja totalmente y que ya conoce sus mejores ángulos. La desventaja es que suelen tener una imagen pública “pre-empaquetada” y es muy difícil sacarlos del estereotipo que ellos mismos han creado. Sin embargo en este caso no me interesaba hacer una imagen sicológica de la “verdadera” Tsi Tsi Ki y el fondo de su psiqué, sino simplemente un retrato decente.

Sin duda me considero un “cazador de luz”. Todo el tiempo estoy atento a la luz y sus propiedades (cantidad, calidad, color y dirección). Cuando llegué al salón me fijé en un pasillo que tenía un enorme ventanal. Una vez que Tsi Tsi Ki accedió a la fotografía la conduje al pasillo (por el cual debía regresar a los elevadores, de cualquier forma). El muro del fondo estaba muy limpio, le pedí que no se acercara tanto a la ventana para evitar contrastes demasiado fuertes y procurar que la zona de las luces no se quemara, me acerqué lo suficiente y voilá! Logré la fotografía que quería, con un centro de interés incuestionable, una buena composición, una luz perfecta y un sujeto fotográfico interesante.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.


Punto de interés ¿De qué trata la foto?

Un error fotográfico muy común es que no exista un motivo o un sujeto fotográfico, es decir, que la fotografía no se trata de nada. Observemos dos ejemplos:

En ambos casos es difícil decir responder a la pregunta ¿De qué trata la foto? En alguna de árboles, pero tampoco tan claramente. Ambos son ejemplos muy claros de una falta de punto de interés.

A veces nos encontramos con una escena que luce realmente bien, como en el caso de la fotografía de Pedro, pero no hay un punto de interés. En cierta medida es como encontrarnos una gran escenografía, pero sin una obra interesante que se represente en ella; es simplemente, una escena vacía. Cuando encontramos una situación así, hay que pensar ¿qué puedo colocar en esta fotografía que se convierta en el punto de interés?

El principio de inmediatez implica que el observador debe identificar de inmediato de qué trata una fotografía.

La próxima imagen es un ejemplo donde hay un punto de interés evidente. ¿De qué trata la siguiente fotografía?

La respuesta es muy simple: de un coche. Y aunque esto parezca tan simple, es un error muy común cuando se inicia en la fotografía. Podemos acabar con fotos que no dicen nada y que no tratan sobre nada en particular.

El punto de interés ss el elemento que más destaca, o que se quiere destacar, en una fotografía. Puede ser una persona, un animal, un objeto, un edificio, un monumento, etc.

También se le puede denominar centro de interés. Prefiero usar la denominación punto porque el motivo fotográfico no siempre está centrado (por ejemplo, cuando se usa la regla de los tercios).

Cada fotografía debe tener un punt de interés, es decir, un motivo fotográfico, un sujeto. Se debe poder responder cuanto antes a las preguntas  ¿De qué es la foto? ¿Qué hemos querido mostrar?

Veamos algunos ejemplos de fotografías con un punto de interés claro:

Otros retos

Es importante procurar incluir pocos elementos en una fotografía. Muchos elementos gráficos compiten por la atención del espectador. Veamos el siguiente ejemplo:

Esta es una fotografía con demasiados elementos e innecesariamente compleja: columnas, un barandal, los arcos en el techo, una lámpara… Y en algún lugar perdida una estatua. El centro de interés no queda claro porque hay tantas cosas que ver que es fácil perderse.

Ciertamente que cuando llegamos a un lugar queremos mostrar una escena lo suficientemente amplia para brindarnos la información y el contexto para entender en dónde estamos. Ya hablaremos de los planos de ubicación en su momento. Pero por el momento es más importante asegurarnos de contar con un centro de interés claro.

Al hacer la siguiente fotografía me acerqué mucho más y comencé a buscar qué elementos quería resaltar y cómo evitar elementos distractores en el fondo del encuadre. Como el color no ofrecía información importante en esta imagen y los valores tonales resaltaban más el volumen de la escultura y sus formas. La fotografía final resulta muy diferente.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Concéntrate en en el PUNTO DE INTERÉS. Haz 10 fotografías que respondan, inmediatamente, a la pregunta ¿De qué trata esta foto?
  • En una misma escena haz una fotografía con muchos elementos, después acércate y trata de tener un solo elemento importante en la fotografía.
  • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
  • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.

_______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.


_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.


Errores en el encuadre

Por Óscar Colorado Nates*

Los errores en el encuadre pueden arruinar fácilmente una fotografía. Por eso es importante, especialmente cuando se inicia en la fotografía, cuidar algunas situaciones que pueden producir resultados no deseados.

“Ahogar” el encuadre. Aunque es importante llenar el cuadro, también es necesario lograr una armonía con el “aire” en la fotografía, el espacio negativo.

Geometrías mal alineadas. Las formas geométricas, muy comunes en los edificios y objetos fabricados por el hombre, pueden lucir extraños si la cámara no está en posición paralela a la escena. Cualquier alteración en el ángulo de la toma, ya sea hacia abajo (picada) o arriba (contrapicada) provocará que se formen trapecios y otras formas geométricas no deseadas en la fotografía.

Elementos distractores. La presencia de formas extrañas en la fotografía cuya presencia gratuita llama la atención del observador alejándolo del centro de interés se convierte en un elemento que estorba en la imagen.

Cortes innecesarios en el motivo fotográfico. Aunque fotografiar siempre implicará cortar, es importante cuidar dónde se hace para no eliminar partes importantes del suejto o motivo fotografiado.

“Kissing”. Cuando alguno de los elementos toca una orilla puede producir una sensación desagradable y de ansiedad en el observador.

Fondo “sucio”. Cuando existen formas en el fondo de la fotografía (segundo término) que se yuxtaponen de manera desafortunada con el elemento central de la fotografía (en primer término).

GALERÍA DE ERRORES


Una forma muy sencilla y eficiente de evitar errores en el encuadre es recorrer con la vista los bordes del visualizador o de la pantalla buscando evitar elementos distractores, procurar no ahogar el cuadro, cuidar las geometrías, etcétera. Es una buena práctica el acostumbrarse a poner tanta atención al segundo término como el primer término, es decir, al fondo de la escena como al motivo fotográfico.

En resumen: revisar los bordes y el fondo antes de presionar el obturador.

OJO CON LOS VISORES EN LAS RÉFLEX:

En una cámara compacta, la visualización de la pantalla corresponde al 100% de la imagen.

Los visores de algunas cámara réflex de gama media o baja solamente abarcan un 95% de la imagen.

Sin embargo, solamente en las cámaras réflex de gama más alta se puede tener un visualizador que abarque el 100% de la escena. Muchas veces el visualizador abarca únicamente un 95% de modo que hay un 5% de la imagen que resulta invisible para el fotógrafo. Es importante tomar en cuenta esto al momento de encuadrar, pues pueden existir elementos que originalmente no se habían visto.

TU MISIÓN, SI DECIDES ACEPTARLA…

  • Con tu cámara fotográfica o teléfono móvil equipado con cámara realiza una sesión de fotografías.
  • Concéntrate en en el fondo (último término) de la escena y observa cómo interactúa con el motivo principal (primer término o primer plano).
  • Busca realizar fotografías con un fondo que no tenga distractores.
  • Busca una escena donde existan líneas geométricas horizontales y/o verticales y al hacer algunas fotografías cuida que estén correctamente alineadas.
  • Haz algunas fotografías evitando el kissing.
  • Haz algunas fotografías donde llenes el encuadre pero no lo AHOGUES.
    • Sube algunas de tus fotos a tu cuenta de Flickr, coloca un comentario en este post para poder visitarlas y hacer comentarios.  Si no tienes cuenta en Flickr vale la pena que tengas una para poder compartir tus experimentos y trabajos.
    • No olvides dejar algún comentario aquí si tienes alguna duda, pregunta o simplemente para compartir con los demás agentes de la A.L.F.A.L.F.A. tus experiencias.
Una vez terminada tu misión, puedes profundizar en este tema:

_______________

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.