Exposición: la medición de la luz

Por Óscar Colorado Nates*

En el sistema óptico humano, nuestros ojos se encargan de medir la cantidad de luz. En la cámara esto se logra con un fotómetro o exposímetro.

Durante muchos años las cámaras totalmente manuales no tenían ningún medio para medir la luz, por lo que se usaba la Ley del f/16 en un día soleado y todo un conjunto de cálculos para captar la luz adecuadamente.

Pronto aparecieron los fotómetros externos (también conocidos como “de mano”), unos dispositivos que le permitían al fotógrafo medir la luz y saber qué ajustes debía realizar al tiempo de obturación y apertura del diafragma dependiendo del tipo de película elegida.

Los exposímetros también muestran el número EV, o  valor de Exposición (EV de exposure value), un número que resume las dos cantidades de las que depende la exposición: Tiempo de obturación, apertura del diafragma. Este número EV se basa en el listado de las series de números f de diafragma y de tiempos de obturación.

Mediante un diagrama es posible ver las correlaciones  que se requieren para obtener un cierto número EV en diferentes combinaciones. En este momento no es importante que comprendas que es esto, simplemente que sepas que existe porque en su momento lo explicaremos con más detalle. Lo que quiero es que no te asustes cuando veas las siglas EV, y que al menos tengas una noción vaga de qué se trata. Ya lo explicaremos oportunamente, no desfallezcas.

El tema del valor de exposición importará cuando veamos los pasos de exposición, pues se miden en EVs.

Afortunadamente en el mundo digital todas las cámaras, hasta las más sencillas y los celulares tienen un exposímetro integrado.

Gracias a esto, es posible la simple operación de apuntar la cámara y hacer la fotografía. La cámara mide la luz, ajusta todos los parámetros y ¡listo! Ya tenemos una fotografía. Existen diferentes métodos de evaluación para distintas circunstancias fotográficas que estudiaremos más adelante.

Todavía hoy se usan los exposímetros externos, sobre todo en sesiones de estudio, sin embargo los principales promotores de estos dispositivos son sus fabricantes.

Si un fotógrafo conoce a fondo su exposímetro integrado puede realizar lecturas muy precisas.

Sin embargo si te sobra dinero y quieres presumir con tus amigos y clientes, solamente tienes que poner cara de interesante y sacar tu exposímetro externo: te asegurarán miradas de admiración 🙂 .

______

Óscar Colorado Nates es Profesor/Investigador titular de la Cátedra “Fotografía Avanzada” en la Universidad Panamericana (Ciudad de México) donde encabeza la Academia Audiovisual. Es director general de la Agencia de Imagen FotoUP, integrante de MediosUP.

Las opiniones vertidas en los artículos son personales y no reflejan necesariamente las opiniones y/o posturas de la Universidad Panamericana.

_______

Información legal: Todas las fotografías se presentan sin fines de lucro y con propósitos de enseñanza e investigación científica bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Consulte en este enlace la información legal respecto del uso de imágenes fijas, video y audio en este sitio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s